Ayuntamiento de Madrid

Peleas en el barrio de Chueca cerca de la Iglesia de San Antón: "Es un centro de trapicheo"

Los vecinos se quejan que las riñas son muy frecuentes agravadas por la presencia de droga

El madrileño barrio de Chueca tiene un punto negro en materia de seguridad. En el entorno de la calle Hortaleza, junto a la Iglesia de San Antón, se registran disturbios frecuentemente. El último en las últimas horas, tal como denuncia la asociación vecinal de la zona.

En un vídeo grabado por los vecinos, se puede ver una violenta pelea en la acera del templo. Un hombre arremete a puñetazos contra otro que no duda en defenderse. A su alrededor se puede ver a más de una decena de personas, unos observando la situación y otros tratando de parar la pelea.

Al ver los puñetazos, patadas y el revolcón en el suelo, los presentes llamaron a la Policía Nacional y Local. A los pocos minutos, un coche patrulla con varios agentes se acercó a intervenir ante la revuelta violenta.

"Hay que dejar de mirar al otro lado, algún día vamos a ver una tragedia"

Los vecinos critican que esta zona del distrito Centro es cada vez más peligrosa, en parte, por la presencia de personas toxicómanas. De hecho, desde la asociación de vecinos de Chueca tachan a la parroquia de "narcoiglesia". Lamentan que lo comenzó como un proyecto solidario ha dejado de serlo: "Hay que cerrar este centro de trapicheo que solo ayuda a los que venden en ella". Se han dirigido al alcalde José Luis Martínez-Almeida y al arzobispo Carlos Osoro para pedir una solución.

"La Policía Nacional, la Policía Municipal y el Samur tienen que acudir cada dos por tres. Hay que dejar de mirar al otro lado con este problema que arruina la vida a los vecinos y donde algún día vamos a ver una tragedia", apuntan desde la citada asociación.

Degradación de la zona

Por su parte, otro residente afectado de nombre Manuel señala: "Esto pasa cada día. Trapicheos de droga, peleas, personas borrachas a todas horas y robos en casas de particulares. ¿Hasta cuándo?".

Además de las peleas, la zona es un punto negro de degradación. A cinco minutos de la Gran Vía, en este entorno de la calle Hortaleza junto al Colegio de Arquitectos se acumulan personas con costumbres que generan graves molestias a los vecinos. El olor a orín es frecuente en muchas esquinas de la zona, los mendigos cuelgan la ropa sucia en las vallas que rodean la calzada, duermen entre los coches, se cuelan en los portales… la lista de molestias cada vez se hace más insoportable.

Lo último en España

Últimas noticias

. . . . . . . . .