Sánchez pide «lealtad» al PP en Cataluña pero el 1-O exigió «responsabilidades a los que ordenaron las cargas»

Pedro Sánchez ha vuelto a ser entrevistado por Pedro Piqueras en el informativo de Telecinco de este lunes por la noche. Una de las revelaciones más sorprendentes del presidente del Gobierno en funciones se ha producido cuando ha dicho estar «solo» en la toma de decisiones ante los graves disturbios en Cataluña. Por eso, ha pedido «lealtad» al Partido Popular, no con su Gobierno pero sí con el Estado. Sánchez olvida el mensaje que envió el 1 de octubre de 2017, en pleno referéndum ilegal, en el que exigió «responsabilidades a los dirigentes que ordenaron las cargas policiales».

El conductor del informativo le ha preguntado a Sánchez por «la represión» en Cataluña –mientras se veían imágenes de las cargas policiales en el aeropuerto de El Prat– un calificativo que el presidente no ha corregido. Sí que ha presumido Pedro Sánchez, en cambio, de que la coordinación policial entre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado está «funcionando a la perfección». Y todo pese a que se han visto en imágenes de policías desbordados, heridos y acosados por las hordas independentistas sin que llegaran refuerzos para sofocar los disturbios.

«Esta crisis necesitaba una respuesta firme por parte del Estado, proporcional y de unidad» ha señalado Pedro Sánchez, que después ha recalcado que «no la gestionamos con el apoyo del Govern ni de las fuerzas conservadoras, que deberían reflexionar y apoyar al Estado».

El presidente en funciones y candidato socialista a la Presidencia ha señalado que «los independentistas y la derecha quieren un Gobierno débil en España». A continuación, le ha pedido lealtad a las fuerzas opositoras, si no con el Partido Socialista, sí con el Estado para superar la grave situación política y social en Cataluña. Se olvida Sánchez de que esa lealtad que exige ahora a la oposición no fue recíproca el 1-O.

 

El mismo día en el que se estaba llevando a cabo el referéndum ilegal en Cataluña, pasadas las 20:30 horas, el ahora presidente del Gobierno en funciones escribía un tuit en el que dejaba de manera cristalina la posición de su partido. «Quiero dejar claro nuestro desacuerdo con las cargas policiales producidas en el día de hoy», señaló primero Sánchez. A continuación, se centró en los heridos, a los que deseó «una pronta recuperación». Pero lo llamativo llegó en la última parte de su mensaje. En esa última frase mostraba su voluntad de «exigir responsabilidades a los dirigentes que ordenaron esas cargas policiales».

Sánchez no fue capaz de aplicar al Gobierno de Mariano Rajoy la lealtad que ahora exige a las fuerzas de la oposición, especialmente a PP y Ciudadanos, a los que acusa de dejarle solo ante la grave situación de disturbios en Cataluña.

Lo último en España

Últimas noticias