Crisis del coronavirus

Pedro Sánchez culpa a las Comunidades de la falta de material: «Antes del 13M tenían capacidad plena para abastecerse»

coronavirus Pedro Sánchez
Hospital La Paz de Madrid.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha tratado de justificar su nefasta gestión en la crisis del coronavirus acusando a las Comunidades Autónomas de ser las culpables de la falta de material sanitario. «Antes de del 13M las Comunidades tenían capacidad plena para abastecerse», ha dicho el jefe del Ejecutivo en el Pleno en el que ha logrado el apoyo de la Cámara para prorrogar el Estado de alarma.

Balones fuera. Esa ha sido la consigna que ha seguido Pedro Sánchez en el Pleno del Congreso en el que se ha permitido prorrogar el estado de alarma hasta el 11 de abril, gracias al apoyo leal de PP, Vox y Ciudadanos después de que los independentistas de ERC, socios de investidura del Gobierno socialcomunista, hayan dado la espalda a Sánchez.

Primero Sánchez ha tirado de argumentario. Ha recordado que todas las decisiones de su Gobierno se han tomado «en base al criterio de los técnicos, de los científicos». Después, tras las acusaciones del PP de permitir grandes concentraciones como el 8M en toda España, tras reconocer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que el virus ya estaba en la calle, ha descargado su responsabilidad y ha dicho que «en otros países, ese día, también hubo manifestaciones», y añadió que «incluso hubo manifestaciones de los chalecos amarillos en Francia» días después.

Pero, sin duda, por la gravedad de la acusación, la justificación que va a traer cola ha sido cuando ha intentado culpar a las Comunidades Autónomas de la falta de material sanitario para hacer frente a la pandemia. Sánchez ha asegurado que antes del 13 de marzo, cuando se aprobó establecer el estado de alarma en España, las Consejerías de Sanidad «tenían plena capacidad para abastecerse» de mascarillas o respiradores.

El PP no recortó en Sanidad

En su contrarreplica, Pablo Casado ha advertido de la gravedad de las acusaciones vertidas por Sánchez. Entre otras acusaciones, el Ejecutivo socialcomunista de Podemos y el PSOE ha extendido la fake news de que con el Partido Popular se recortó el gasto en Sanidad. Nada más lejos de la realidad. Casado ha replicado con las cifras de la OCDE, que publicó recientemente OKDIARIO, que muestran que fue todo lo contrario.

La evolución del gasto es fácil de seguir en los documentos oficiales presupuestarios. Así, si en el año del inicio de la crisis económica -2008- el gasto sanitario fue de 68.127 millones de euros, se mantuvo por encima de ese nivel hasta el año 2011, ejercicio en el que perdió el poder Zapatero. Pero lo cierto es que de 2008 a 2009 subió, para luego verse recortados por el Gobierno socialista en 2010 y 2011. De ese modo, si en 2009 se superaron los 73.000 millones de gasto público sanitario, en 2010 quedaron en 72.812 millones, y en 2011 en 71.667 millones. Mariano Rajoy siguió esa senda hasta 2014, llegando ese ejercicio a los 65.926 millones.

Pero, desde ese momento, el gasto sanitario no dejó de subir con el PP hasta llegar al récord heredado por Pedro Sánchez en 2018 -año que fue presupuestado por el PP y cuyo gasto, por lo tanto, es atribuible a los populares, por mucho que el obligado legalmente a cumplirlo desde la moción de censura de junio, fuera Pedro Sánchez.

De este modo, en 2015 el gasto ascendió a 70.141 millones de euros; en 2016 subió de nuevo hasta 71.352 millones; en 2017 también hasta alcanzar los 73.079 millones; y, por fin, en 2018 hasta los 75.435 millones de euros.

Cualquiera de esas últimas cifras es superior a la del inicio de la crisis de 2008. Pero, al margen de eso, Sánchez ha heredado un sistema sanitario con la mayor cifra de gasto público vista hasta el momento. No sólo no heredó recortes, sino todo lo contrario.

Lo último en España

Últimas noticias