El aliado de Podemos gana en batasunismo a Iglesias y cía.

El Pancetas, líder de los jornaleros: «Que no dejen a Otegi ser candidato es terrorismo de Estado»

El Pancetas, líder de los jornaleros: «Que no dejen a Otegi ser candidato es terrorismo de Estado»
oscarplay

El líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Óscar Reina, conocido como El Pancetas, superó a cualquiera de los dirigentes de Podemos, Izquierda Unida o la propia Bildu al calificar como “terrorismo de Estado” la decisión de la Junta Electoral de Guipúzcoa de considerar como “inelegible” al etarra Arnaldo Otegi, sobre el que pesan dos penas de inhabilitación hasta 2021 para empleo o cargo público y para ejercer el derecho de sufragio pasivo.

El mensaje en su cuenta de Twitter gana en batasunismo a los expresados por dirigentes de Podemos o Izquierda Unida. “Que no permitan a Otegi ser candidato para las elecciones es un atentado contra la Democracia. Es terrorismo de Estado”, decía tras conocerse la decisión de la Junta Electoral.

Mientras los líderes de Podemos mostraban su solidaridad con Otegi tirando de argumentario, Reina iba más allá que cualquiera de ellos. Pablo Iglesias, por ejemplo, dijo que era una “mala noticia” que no dejaran al etarra Otegi formar parte de la candidatura de Bildu el próximo 25 de septiembre en las elecciones autonómicas del País Vasco. Íñigo Errejón, Irene Montero o la líder de Podemos en el País Vasco, Naua Alba, argumentaron que “deben ser los ciudadanos vascos los que decidan quiénes quieren que sean sus representantes”, independientemente de las sentencias judiciales.

Hasta ahora, el dirigente de Izquierda Unida, Alberto Garzón, socio de Podemos en las pasadas elecciones del 26J, ha sido el que más ‘palos’ se ha llevado por su mensaje de apoyo a Otegi. “Cacicada impropia de un país que se dice democrático”, escribió Garzón en Twitter.

Todos ellos se ganaron el agradecimiento del líder abertzale. "¡Gracias Pablo!", fue el mensaje que dejó en las redes sociales Otegi tras comprobar la cantidad de apoyos que recibió por parte de líderes y militantes de Podemos.

Pide la independencia de Andalucía

Reina ha ganado peso entre los líderes del SAT desde la entrada en prisión de Andrés Bódalo, ex líder del sindicato y edil de Podemos, condenado a tres años de prisión por agredir en 2012 al concejal del PSOE en la localidad de Jórdar (Jaén) Juan Ibarra. El protagonismo de Óscar Reina, encabezando las protestas para la excarcelación del delincuente Bódalo, le ha situado a la altura de otros destacados miembros del sindicato andaluz como Diego Cañamero, ahora diputado por Podemos, o Sánchez Gordillo.

Es habitual ver al Pancetas encabezando manifestaciones en defensa de sus compañeros encarcelados. Incluso formó parte del grupo de sindicalistas que se puso en huelga de hambre el pasado 15 de mayo, en pleno centro de Madrid, para pedir la excarcelación de Bódalo. Tras 27 días de ayuno fue el propio portavoz del SAT el encargado de comunicar la decisión de parar la huelga de hambre por su compañero.

La última propuesta del líder de los jornaleros también ha resultado curiosa y criticada en las redes sociales. En una entrevista concedida a la Agencia EFE, Reina aseguró que “la independencia de Andalucía facilitará su desarrollo”.

“Ser radical no es malo, es ir a la raíz del problema, y el problema de Andalucía es el mismo que hace cien años, que no tiene capacidad de decidir sobre su propios recursos”, según Reina, quien ha calificado los procesos independentistas catalán y vasco como “procesos hermanos” del andaluz.

Sobre las diferencias políticas entre Cataluña y País Vasco y Andalucía, Reina dijo que “los procesos se construyen, y los de Cataluña y el País Vasco hace cincuenta años no eran los mismos de ahora”.

Así es El Pancetas

Óscar Reina tiene 26 años, ha trabajado eventualmente en el campo y la construcción, ha terminado el Bachiller y piensa seguir estudiando, tiene dos hermanos y es hijo de padres jornaleros, a los que dice deber su conciencia política, y fue concejal de Gilena (Sevilla), puesto que dejó para dirigir el SAT, ya que su cargo es el equivalente al de secretario general.

Aunque no ha sido condenado, sobre él pesan varios expedientes judiciales por las ocupaciones de las fincas Somonte (Córdoba) y Las Turquillas (Sevilla) y por los asaltos de dos supermercados, de los que ha dicho: “Espero que no tenga consecuencias penales porque ni me he lucrado ni he hecho mal a nadie, sólo he defendido el bien social de Andalucía, como quería Blas Infante”.

Del SAT asegura que cuenta con unos 5.000 militantes que pagan sus cuotas, pero que entre los que no pueden hacerlo o se les presta algún tipo de cobertura legal pueden llegar a casi 25.000.

Lo último en España

Últimas noticias