Eduardo Inda entrevista en Alsasua al presidente del Partido Popular

Casado: “Haremos la mayor revolución fiscal en España desde 1998”

Eduardo Inda entrevista en Alsasua a Pablo Casado (Vídeo/Edición: E. Falcón, F. Toledo / V. Jiménez)

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, expone, en esta entrevista con OKDIARIO, las principales medidas económicas que aplicará si llega a La Moncloa. Entre ellas, el impulso al empleo, deteriorado durante el Gobierno de Pedro Sánchez.

PREGUNTA. Cuando Sánchez llegó al Gobierno, el 2 de junio, España crecía al 3%. Se estaba desacelerando un poquito, es cierto, pero es que ahora, nueve meses después, estamos creciendo al 2,4%. Es decir, hemos caído 6 décimas que son 6.000 millones de euros. ¿Qué va a hacer el presidente del Gobierno Pablo Casado para revertir esta situación que, por cierto, subsanasteis tras recibir un país en quiebra técnica? 

RESPUESTA. Sí, nos dejaron las arcas quebradas. Yo he propuesto varias cuestiones. La primera, una revolución fiscal, que va a ser la más amplia que se haga en España desde el año 98. Bajaremos el IRPF por debajo del 40%, Sociedades por debajo del 20% y suprimiremos el Impuesto de Sucesiones, de Donaciones y Actos Jurídicos Documentados.

P. ¿O sea que ya no habrá lío en el Supremo?

R. Es que manda narices que el Gobierno progresista del PSOE diga “no, que lo paguen los bancos”. ¡Si lo van a repercutir a la hipoteca, evidentemente! También blindaremos la fiscalidad del ahorro. Es decir, el españolito de a pie que todos los meses se esfuerza para ahorrar y lo mete en un plan de pensiones o en un plan de ahorro o en una vivienda habitual, ese ahorro tiene tres novedades.

La primera es que desgrava hasta 8.000 euros al año. La siguiente es que permitiremos que en toda la vida se pueda cambiar la modalidad del ahorro sin coste de transferencia. Y la tercera consiste en que, cuando rescate ese plan de pensiones o enajene esa vivienda habitual, no tendrá que volver a pagar por el ahorro por el que ya había tributado.

Yo creo que es fundamental y eso beneficiará a la clase media y trabajadora. En España ahora mismo lo que estamos viendo es que el PSOE propone subir impuestos y subir mucho el gasto. Nosotros queremos racionalizarlo. Queremos volver a hacer otra reforma de la Administración, otra reforma de la unidad de mercado, queremos que la Administración sea más reducida y devolver espacio a la sociedad.

En definitiva, una reforma liberal. Así es como se funciona. Lo que no puede ser es que ahora mismo en España esté cayendo un 25% el sector de la construcción, un 11% las matriculaciones de vehículos, un 37% el consumo de los hogares, un 10% el Índice de Producción Industrial, un 2% el consumo de bienes de equipo… Que se esté desplomando la Bolsa como se está desplomando. Y lo único que ha crecido es el gasto público. Y ahora vuelven a decir que creará otros 30.000 empleos públicos en plena campaña…

P. Los pensionistas están preocupados porque temen que no van a cobrar la pensión que les toca o, al menos, que no se la actualizarán. ¿El presidente Casado garantiza que subirán las pensiones conforme al IPC, sí o no?

R. Sin duda. El Pacto de Toledo dice que subirán las pensiones conforme al IPC y tiene en cuenta el crecimiento económico y la creación de empleo. Con este asunto no podemos hacer demagogia. Vamos a los hechos, como siempre. Unos hablan y otros hacemos.

Nosotros hemos subido las pensiones un 16% de media estos siete años, en el peor momento. Ha habido años en los que la pensión media era más alta que el salario medio. Hemos cumplido en que lo último que se corta es en pensiones, porque no es justo. Quien lleva partiéndose la espalda cuarenta años lo mínimo es que tenga su pensión. Ahora bien, hemos dejado aprobado para este año, y lo vende Sánchez como suyo, una subida del 3% de las pensiones mínimas, 8% las de viudedad —muy importante, las viudas, que lo pasan mal— y un 1,6% las medias, por encima del IPC. Por tanto, lo que tienes que hacer es que la economía esté saneada. Y sobre todo, que haya cotizantes para pagarlas.

Cuando Sánchez llegó al Gobierno, todos los días en España se creaban 7.900 empleos. Desde que Sánchez deje el Gobierno, en la última EPA de enero, hemos visto que 6.800 españoles se van al paro. Que la gente compare. Dejémonos de florituras. La gente quiere empleo, una educación buena, una sanidad buena, una pensión garantizada y un país que sea respetado en el mundo y que esté unido. Y lo demás, al final, son las demagogias de la propaganda de Ferraz. Por cierto ahora la propaganda de La Moncloa también, que usa La Moncloa para hacer campaña.

Últimas noticias