La firma ‘offshore’ de un chavista blanqueó la contabilidad de Plus Ultra para cobrar el rescate

Plus Ultra
Camilo Ibrahim, tío de Mohamed Ibrahim.

El rescate de Plus Ultra sigue levantando polémica. Los últimos datos sobre la operación han revelado que la aerolínea blanqueó su apariencia contable gracias a un crédito participativo de una sociedad offshore: Panacorp Casa de Valores. Gracias a ello, Plus Ultra pudo seguir viva y, consecuentemente, acudir al rescate pese a haber acumulado pérdidas por valor de 13,29 millones de euros en cinco años. Pues bien, el director y tesorero de Panacorp es Mohamed Ibrahim, un empresario ligado a los círculos chavistas.

Plus Ultra recibió a finales del año 2017 un crédito de 6,4 millones de euros de Panacorp Casa de Valores. Al cierre de ese ejercicio, la situación de la aerolínea era descriptible y difícilmente invitaba al optimismo: sus pérdidas alcanzaban los 9 millones y necesitaba de forma urgente una inyección de capital que sanease su situación financiera. El desequilibrio, de hecho, era de tal magnitud que Plus Ultra se habría encontrado, de no ser por el salvavidas de la firma offshore, en situación de disolución legal. Pero la firma panameña estuvo al quite. Una firma, eso sí, cuya relación con Venezuela es conocida y cuyo director y tesorero es Mohamed Ibrahim Ibrahim.

Ibrahim ha sido identificado como el sobrino de Camilo Ibrahim Issa.  Panacorp Casa de Valores está vinculado a este empresario venezolano, según la prensa venezolana. Y Camilo Ibrahim es un empresario relacionado con los círculos de poder de la dictadura de Caracas. De hecho, la prensa venezolana lo reconoce como uno de los empresarios cercanos a Delcy Rodríguez.

Mohamed Ibrahim, a su vez, es director y secretario de Meridianiq S.A., firma que preside un tercer Ibrahim: Luis Ibrahim Issa, quien se encuentra ligado a Camilo Ibrahim en una tercera firma: Phoenix World Trade, una de las sociedades que ha dado más renombre a Camilo gracias al impulso de firmas de moda en Venezuela.

Mohamed Ibrahim es, además, director de Eisenmann Abogados y persona de la máxima cercanía de Camilo Ibrahim. Todos ellos han desarrollado su actividad en Venezuela sin problemas y han logrado ser personas de reconocida cercanía al régimen venezolano. Especialmente a Delcy Rodríguez.

Escándalo político del rescate a la aerolínea

Así, el escándalo político del rescate a la aerolínea quebrada de capital venezolano Plus Ultra Líneas Aéreas continúa y se hace mayor conforme se van conociendo los datos de la compañía aérea. El Gobierno ha decidido dar, a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), una cantidad de 53 millones de euros de todos los españoles en plena crisis económica y cuando muchos negocios languidecen sin ayudas.

Sin embargo Plus Ultra, que acumula 13,29 millones de euros en los cinco años en que ha operado, ha conseguido el favor del Ejecutivo en base a unos criterios algo más que discutibles. A fecha de 31 de enero de 2020 Plus Ultra tenía un patrimonio neto escriturado de 18,9 millones de euros, que, una vez descontadas las pérdidas de los ejercicios anteriores (10,6 millones) más las pérdidas del año (2,7 millones) y las reservas (5.504 euros), y sumada la prima de emisión (378.177 euros) daba apenas un resultado de 5,8 millones de euros de fondos propios.

Con respecto a su facturación, su cifra de negocio ha evolucionado desde los 3,3 millones de euros que consignó en 2015 a los 31,2 millones en 2016; 55,06 millones en 2018; 63,5 millones en 2019, y 94,02 millones a cierre de enero de 2020.

Sin embargo, las pérdidas son continuas en esta empresa. Tal y como señala Asnef (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito), sus pérdidas son recurrentes desde el inicio de la actividad: en 2016 registró un resultado negativo neto de 990.500 euros; en 2017 se situó en -681.720 euros; a 31 de enero de 2018 las pérdidas subieron a 6,7 millones de euros; a 31 de enero de 2019, se situaron en 2,1 millones, y a cierre de enero de 2020, en 2,7 millones negativos.

Pese a todo ello, los gastos de personal han pasado de los 2,4 millones de euros en su primer ejercicio, hasta los 15,4 millones al terminar enero de 2020. A cierre de enero de 2019, Plus Ultra estaba, efectivamente, en causa de disolución (su patrimonio neto representaba menos de la mitad de su capital social), pero la evitó porque computó como patrimonio el préstamo participativo mencionado de 6,4 millones de euros concedido por Panacorp Casa de Valores.

Lo último en España

Últimas noticias