EL REGRESO DEL REY

Moncloa impidió a Zarzuela incluir en la agenda oficial del Rey la reunión con su padre

Ver vídeo

Un encuentro privado entre el actual jefe del Estado y su antecesor, comunicado previamente y posteriormente por la Casa del Rey, pero que no figura en ninguna agenda oficial del monarca. Moncloa, que da el visto bueno a todo lo que afecta a la Corona antes de que se haga público, impidió que la reunión que Felipe VI mantuvo este lunes por la mañana con Juan Carlos I figurase entre las previsiones de la Jefatura del Estado. La razón principal: hacer pasar por un encuentro privado una conversación de más de cuatro horas entre los dos últimos reyes y que no quede constancia oficial de la visita.

A finales de la semana pasada, cuando la Casa del Rey pasó las previsiones de actos de Felipe VI al Gobierno, Zarzuela pretendía incluir el encuentro que mantuvieron este lunes al tratarse de una reunión entre dos personas que han ocupado el mismo cargo. Pero Moncloa se negó en rotundo, aunque, horas antes, Casa Real comunicó el viaje del Rey emérito a España y que entre sus paradas, el lunes, visitaría la residencia de su hijo y mantendría una reunión con él, además de varios actos de carácter privado -como un almuerzo- que nunca iba a figurar en la agenda oficial por ser privativo con la participación de distintos miembros de los Borbón.

Sin fotos

Otra de las condiciones que impuso el Ejecutivo a la Casa del Rey es que no se distribuyera ninguna fotografía ni de la reunión entre ambos ni del almuerzo familiar posterior. Así fue -hasta el momento-. Aunque las fuentes consultadas por este periódico no descartan que los fotógrafos oficiales de Zarzuela realizasen dichas instantáneas para el uso privado, sí confirman que no van a ser distribuidas por parte de los servicios de comunicación de la Casa Real. Otra cosa es que, como ocurrió con la visita de algunos de sus hijos y nietos a Abu Dabi, hace unas semanas, algún allegado a Juan Carlos I cuelgue algún tipo de imagen en sus redes sociales.

Moncloa, encima 

Los servicios de protocolo de la Zarzuela han sentido el aliento de los máximos representantes del Gobierno durante las últimas jornadas. Desde que se conociera el desplazamiento del Rey emérito a España, a finales de la semana pasada, Moncloa ha estado encima día tras día de los funcionarios y altos cargos de la Casa del Rey para controlar todos los detalles del viaje del monarca. Aunque el Ejecutivo ha manifestado siempre que se trataba de «un viaje privado» y que todo competía a la Casa Real, la realidad es bien distinta. Y es que, sin ir más lejos, este domingo a última hora de la noche el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, llamó al jefe de la Casa del Rey Jaime Alfonsín, para recordarle las indicaciones que debían seguir con el fin de minimizar el impacto de la visita.

Lo último en España

Últimas noticias