Más de 1.200 vehículos han colapsado el centro de Zaragoza para protestar contra el Gobierno

Cerca de 1.200 vehículos, según ha informado la Delegación del Gobierno en Aragón, se han unido este sábado, 23 de mayo, en Zaragoza a la ‘Caravana por España y su libertad’ convocada por Vox para protestar contra la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez de la crisis de la COVID-19.

La marcha, a la que se solicitaba acudir en vehículo y con banderas de España, ha comenzado a las 12.00 horas en la avenida Ciudad de Soria y ha recorrido la plaza de la Ciudadanía hacia el paseo María Agustín para continuar hacia la plaza Basilio Paraíso y llegar al paseo Constitución, desde donde ha regresado hacia la plaza Basilio Paraíso, el paseo Pamplona y ha concluido en la Puerta del Carmen.

Los ocupantes de los turismos y motocicletas participantes han circulado por el centro de la capital aragonesa pidiendo «libertad» y la dimisión todo el Ejecutivo de España, al tiempo que hacían sonar sus cláxones.

Estas marchas se han repetido en la mayoría de las capitales de provincia de todo el país. En concreto, en Teruel han participado más de 110 vehículos y en Huesca unos 130 turismos y motocicletas se han unido a la protesta.

Además, pese a que desde la Delegación han asegurado que no se han producido incidentes en la protesta, varias decenas de personas han acudido al punto donde finalizaba el recorrido para criticar la concentración y elogiar el papel de la Sanidad pública durante la pandemia.

El responsable de Vox en Zaragoza, Santiago Morón, ha señalado en declaraciones a los medios de comunicación que la convocatoria suponía un llamamiento «a todos los españoles» y «no solamente a los votantes de Vox» a manifestarse en contra de la gestión del Gobierno de la pandemia.

«Bajo todos los puntos entendemos que ha fracasado, es una crisis que les ha desbordado y un Gobierno que no está preparado para hacer frente a la situación», ha criticado Morón.

A su juicio, además de que «hay casi un millón de trabajadores que no han percibido ni un euro desde hace más de dos meses», «muchos de los derechos fundamentales de los españoles se han puesto en tela de juicio» e incluso «se han suspendido».

«Abuso» del estado de alarma

En este sentido, el responsable de la formación ha sostenido que «se ha hecho un abuso del estado de alarma» hasta el punto de que el partido habla de «un estado de excepción encubierto».

«El Gobierno de Sánchez ha querido vender de forma engañosa que para mantener unas medidas sanitarias es necesario mantener un estado de alarma. Para nada, hay una serie de leyes a través de las cuales se pueden tomar medidas sanitarias y de seguridad nacional», ha sostenido.

Morón ha aseverado que el presidente de España «ha aprovechado» este estado de alarma para «legislar» y «apuntalar el poder de la extrema izquierda dentro del Gobierno», así como para llegar a acuerdos con «grupos separatistas», en referencia a la derogación de la reforma laboral pactada con EH Bildu.

Por ello, ha señalado que la caravana «no es sólo una petición de dimisión» del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, sino también una solicitud de «reconstruir lo que está tan deteriorado» como es el país tras la pandemia de coronavirus.

Para ello, según Vox, el Ejecutivo central debe «dejar paso a otro Gobierno de reconstrucción y emergencia». De lo contrario, el país caería «en una situación de ruina total y descrédito internacional».

El responsable del partido ha considerado que «es el momento de pasar a la fase de libertad» y de «recuperar y apuntalar» los derechos fundamentales perdidos durante las últimas semanas, que deben servir como base para hablar de medidas económicas, sociales y sanitarias. «Si no apuntalamos lo principal estamos destinados a una crisis de un curso impredecible», ha advertido.

Asimismo, el líder de Vox en Zaragoza ha destacado que «para que haya diálogo» entre los dirigentes políticos la «confianza es fundamental». Esta situación llevaría después a la reconstrucción económica y social. «Si lo principal falla no podemos hablar de unión ni de mesas de diálogo, no tiene ningún sentido».

«Nosotros nos temíamos que el Gobierno no estaba actuando con lealtad, por eso nos hemos levantado de algunas de las llamadas mesas de reconstrucción, pero es que el otro día fue la patronal, pueden llegar a ser los sindicatos u otros partidos», ha advertido.

Lo último en España

Últimas noticias