Óscar Reina, 'El Pancetas'

El líder de los jornaleros andaluces llama «criminal» a Rivera justo antes del juicio por injurias

El líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Óscar Reina, ha tachado de "criminal" a Albert Rivera, líder de Ciudadanos. El sindicalista se enfrentará el próximo 12 de diciembre a un juicio por injurias tras insinuar que el político catalán es drogadicto.

En un acto a favor de los presos golpistas del procés y de la independencia de Cataluña en el Teatro del Barrio, Óscar Reina ha dado rienda suelta a sus pensamientos sobre el presidente de Ciudadanos.

El conocido como ‘El Pancetas’ ha indicado: "Albert Rivera me ha llevado a juicio por un tuit humorístico por el que me pide nada más que 15.300 euros. Y justicia burguesa se lo acepta. El criminal este puede pedir lo que le dé la gana en su sinrazón porque la justicia burguesa se lo acepta, lo admite a trámite".

Reina defiende que él es "una persona que con 29 años, lo único que ha hecho en su vida es solidarizarse con las causas justas, no ponerse de perfil como ha hecho la mal llamada izquierda española muchas veces". El líder del SAT dice que si esto no hubiera pasado en alguna ocasión, "otro gallo cantaría".

Ortega Smith "sinvergüenza"

Este sindicalista defiende que "PP, Vox, Ciudadanos, PSOE y los partidos que apoya a estos son fascistas". Igualmente carga contra Javier Ortega Smith, secretario general de Vox, por acusar a las Trece Rosas de violar. "Si yo dijera que cualquier víctima de ETA ha violado a no se quién, no quiero pensar qué me pasaría, pues el sinvergüenza de Ortega Smith, que de tonto no tiene un pelo, mintió públicamente sobre las Trece Rosas, ahí no veo al Estado de derecho actuando de oficio", ha indicado. Reina sostiene que "a fascistas como los de Vox no se les tiene que dar la mano".

"Equivócate tú en un tuit y verás lo que te meten", señala Reina para agregar que "el nacionalismo más asesino de este Estado se llama nacionalismo español". El andaluz subraya que pide la "libertad para los presos políticos" y que "no hay Estado de Derecho consolidado en España".

"Desde el corazón de la bestia, como dicen algunos, desde Madrid, digo no pasarán. Defenderse pacíficamente con la desobediencia pacífica sí es delito de odio mientras que ‘gritar a por ellos’ que es una vergüenza, llamar a la violencia contra los pueblos hermanos, no es delito de odio. Ahí no veo actuaciones de oficio", lamenta para concitar los aplausos de los presentes.

Lo último en España

Últimas noticias