Independentismo en Cataluña

La líder de Hermanos de Italia se suma a OKDIARIO en las denuncias contra Soros por apoyar el separatismo

George Soros
Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia (HDI). (Foto: Europa Press)

Giorgia Meloni, líder de Hermanos de Italia (HDI) y uno de los principales referentes en la actualidad de la derecha italiana, se hizo eco este domingo de las informaciones reveladas por OKDIARIO que vinculan a George Soros con el independentismo catalán. Fue a través de una entrevista mantenida con el corresponsal en Italia del diario El País, Daniel Verdú, donde la política italiana aseguró que el intento de ruptura de la unidad de España «fue financiado por asociaciones relacionadas con George Soros». El corresponsal del periódico de Prisa, ante una contestación inesperada, reaccionó con un simulado asombro y trató de rebatir con un escueto «no me consta». Sin embargo, Meloni, en lugar de amainar, y sin creerse la supuesta ingenuidad del entrevistador, cargó nuevamente: «Como usted sabe, [Soros] es un gran financiador de las ONG. Algunas de sus asociaciones mantienen la revuelta catalana». Si la conversación en torno a las injerencias del especulador financiero y mecenas del activismo de izquierdas prosiguió es un misterio que sólo sus protagonistas conocen porque la entrevista así concluyó en las páginas del periódico.

La información revelada por Giorgia Meloni, quien fuera ministra de Juventud en el último gobierno de Berlusconi y segunda política más valorada por los italianos, es una reproducción de las informaciones que aquí se han revelado en los últimos dos años y que prueban la conexión existente de diferentes frentes del independentismo catalán con la financiación de Soros. De entrada, el lobby contratado por más de 1,5 millones de euros por la Generalitat desde los tiempos de Artur Mas para defender la causa independentista en los foros internacionales, Independent Diplomat, es financiada íntegramente por más de 1 millón de euros por Open Society, la fundación que Soros emplea para sus causas políticas enmascaradas de filantropismo.

A ello hay que sumar el vínculo entre el ex colaborador de ETA, condenado por el secuestro de Emiliano Revilla, Gonzalo Boye, quien es a su vez abogado del prófugo Carles Puigdemont, y otros consejeros huidos de la justicia española. Boye es el representante del RIS (Rights International Spain) y del Centro Europeo de Derechos Constitucionales y Humanos (ECCHR), organizaciones que son regadas anualmente con miles de euros por la fundación de Soros y que siempre que pueden tratan de crear una crisis de convivencia en España. Así, el ECCHR se sumó a la campaña contra la Guardia Civil de Ceuta, a la que calificó de «policía paramilitar», por medio de su también colaborador Gonzalo Boye.

Amnistía Internacional, organización conocida por la defensa de según que intereses y que recibe más de 1,5 millones de euros de Soros al año, solicitó hace unos meses la puesta en libertad de los políticos implicados en el intento secesionista catalán. A la labor realizada por ella, se suman las de organizaciones que han estado ampliamente vinculadas por los sucesos vividos en Cataluña desde 2015 hasta la actualidad: Observatorio DESC, el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona y el Centro de Estudios y Documentación Internacionales de Barcelona (CIDOB).

Pero los intereses del especulador financiero con el independentismo no terminan aquí. Otro ejemplo de ello son los pagos que George Soros ha realizado al Instituto de los Derechos Humanos de Cataluña, cuyo presidente y profesor universitario, David Bondia, escenificó hace dos años un acto de apoyo en Ginebra al independentismo al que incluso acudió Puigdemont. Bondia es miembro también de Instituto Internacional para la Acción Noviolenta (NOVACT), con sede en Barcelona, que percibe anualmente de Open Society Foundation miles de euros. Dicha entidad se encarga de alimentar económicamente a SomDefensores, una organización que junto con el ya citado Instituto de Derechos Humanos de Cataluña e IRIDIA emprendieron en octubre del pasado año una campaña para que los independentistas que participaron en las motines en el centro de Barcelona denunciaran a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de los Mossos.

El objetivo es siempre el mismo, con el lema «divide y vencerás» como punto de partida, lograr el debilitamiento estructural de las instituciones democráticas, sumir al Estado en una crisis permanente que lo convierta en un dependiente perenne de los acreedores extranjeros y, por tanto, de los centros de decisión fuera del alcance de la voluntad democrática de la ciudadanía. Todo ello hace que quienes, como Giorgia Meloni, lo denuncian se convierten automáticamente en objeto de campañas de acoso y derribo desde la izquierda política. Ocurre en Italia, como también ocurre en España.

Lo último en España

Últimas noticias