La Junta socialista de Andalucía perdió 2.949 millones por no reclamar el pago de impuestos y sanciones

La Junta socialista de Andalucía perdió 2.949 millones por no reclamar el pago de impuestos y sanciones
Susana Diaz, ex presidenta de la Junta de Andalucía. Foto. EP.

La Junta de Andalucía no sólo ha hecho perder dinero a sus habitantes por la corrupción, también lo ha hecho por su ineptitud para gestionar esta comunidad autónoma. El Ejecutivo de Juan Manuel Moreno ha descubierto un agujero financiero que asciende a 2.949 millones de euros

La Junta de Andalucía no sólo ha hecho perder dinero a sus habitantes por la corrupción, también lo ha hecho por su ineptitud para gestionar esta comunidad autónoma. El nuevo Gobierno de Juan Manuel Moreno ha descubierto que el boquete financiero originado a esta región por no haber exigido debidamente los equipos socialistas de Susana Díaz los pagos por sanciones, reclamaciones o impuestos se eleva a una cuantía más que considerable: 2.949 millones de euros.

Se trata de los importes recogidos en el capítulo conocido como ‘Derechos Pendientes de Cobro‘, un apartado en el que se recogen todos los derechos económicos que puede exigir la Junta por distintos conceptos como son las multas, las reclamaciones judiciales, los apremios o los impuestos. Sin embargo, esos derechos de cobro tienen unos plazos y unas exigencias formales, que, o se respetan, o se pierde –o al menos se ponen en peligro– el dinero.

Los importes perdidos o en peligro grave de hacerlo que han descubierto los nuevos equipos de la Junta de Andalucía son llamativos. Un total 909 millones de euros en vencimientos pendientes proceden del año 2015 y fechas previas. Sobre esos vencimientos, la probabilidad de cobrarlos es ya mínima debido a que buena parte de ese importe ha prescrito ya.

Otros 173 millones de euros se encuentran en grave peligro porque podrían cumplir el plazo de prescripción este año, con lo que, o se emprende una carrera contra reloj o la Junta los perderá. Y 1.867 millones más se encuentran en libramientos pendientes de justificar y fuera de plazo a cierre de 2018. Es decir, en suma, 2.949 millones de euros que, o se han perdido ya, o se encuentran en grave riesgo de hacerlo.

Y estas son sólo las últimas cifras destapadas por el Ejecutivo regional de Moreno porque, como ya ha publicado OKDIARIO, la negligencia del Gobierno socialista de Susana Díaz ha provocado también que el actual equipo regional de PP y C’s tenga que hacer frente a otro duro golpe: tener que devolver 900 millones de euros a las autoridades de la UE.

En este segundo caso se trata de las ayudas y fondos recibidos en esta región procedentes de las arcas comunitarias para acometer infraestructuras, mejoras sociales, inversiones, planes sectoriales de desarrollo, etc. Todo un abanico de objetivos para los que se solicitaron esos fondos en Andalucía y que, por no haber ejecutado los socialistas los proyectos que justificaron el envío de las ayudas europeas, ahora será el nuevo Gobierno autonómico de PP y C’s el que tenga que devolverlos.

La mala noticia también ha sido descubierta con la llegada de los nuevos equipos de Gobierno a las dependencias de la Junta de Andalucía. Una noticia que ha supuesto descubrir de golpe, no sólo la pérdida de semejante volumen de capital inversor, sino también que todos los proyectos ligados a esos fondos no se han llevado a cabo.

La Consejería de Igualdad y Servicios Sociales, que lidera Rocío Ruiz, ha sido una de las más afectadas por esta negligencia porque sólo en su departamento el volumen a devolver por el bloqueo de los proyectos anunciados y prometidos en materia de asistencia social se eleva hasta los 208 millones de euros. Un dinero que ahora retornará a la caja de la UE.

El nuevo Ejecutivo de PP y C’s, de hecho, prepara ya toda una nueva batería de medidas de seguimiento y reactivación de los programas de fondos europeos para 2019 y 2020 con el objetivo de intentar salvar, con la solicitud de nuevos proyectos, los capitales perdidos por la negligencia socialista.

Lo último en España