Errejón señala a Monedero e Irene Montero como los culpables de su ruptura con Iglesias

Errejon-sexta-ok
Íñigo Errejón, en el programa El Objetivo de La Sexta.

Íñigo Errejón ha constatado hoy la absoluta ruptura del equipo fundacional de Podemos: «De la foto original de los cinco de Vistalegre I no queda casi nada«, ha afirmado en una entrevista con Ana Pastor en el programa El Objetivo de La Sexta.

Aquel equipo inicial estaba formado por Pablo Iglesias, el propio Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero, Carolina Bescansa y Luis Alegre, tal como quedó reflejado en una imagen de la primera asamblea estatal de Podemos. De los cinco, sólo Juan Carlos Monedero, que no forma parte de los órganos de dirección, sigue al lado de Pablo Iglesias.

Carolina Bescansa ha abandonado la dirección del partido, mientras que Luis Alegre se ha despachado este domingo con un artículo demoledor en el que describe al «nuevo entorno de Pablo» como «un grupo de conspiradores» que van a «parasitar y destruir» el partido.

También en la entrevista emitida hoy por la Sexta, Errejón ha sugerido que Pablo Iglesias está secuestrado por su «nuevo entorno», del que forman parte Irene Montero, Rafa Mayoral y Juanma del Olmo.

Monedero se dedica a «sembrar cizaña»

Frente a ellos, Íñigo Errejón ha reivindicado que su candidatura al Consejo Ciudadano Estatal está constituida por los principales representantes del «Podemos original, los que estuvieron desde el minuto cero», como Pablo Bustinduy, Edu Rubiño, Rita Maestre, Jorge Moruno o Clara Serra.

Al anunciar que dimitirá como secretario general si sus tesis son derrotadas en Vistalegre II, Pablo Iglesias aboca a los inscritos de Podemos a elegir entre él y su actual número 2. En cambio, Errejón insiste en que debe continuar el «magnífico tándem» formado por ambos como mejor garantía de éxito.

«Es  obvio que el nuevo entorno de Pablo no quiere que yo siga en ese tándem«, ha afirmado, «yo pido el voto para Pablo como secretario general, pero con una dirección más plural que integre a las distintas sensibilidades. Creo que debe continuar aunque salga derrotado su documento político, como ha hecho Ramón Espinar en Madrid. No está en modo alguno entre mis planes ser secretario general«.

Errejón se ha acogido a su posición de portavoz del partido para evitar cualquier crítica a sus compañeros. Pero ha acusado a Juan Carlos Monedero de «sembrar cizaña con insinuaciones ofensivas» para impedir el acuerdo entre ambos sectores. «Algunos llevábamos en la calle mucho tiempo, cuando otros la acaban de descubrir ahora con la fe del converso», ha dicho sobre Monedero.

«Con IU perdemos un millón de votos»

Aunque ha evitado señalarles por sus nombres, el número 2 de Podemos se ha mostrado dolido con los compañeros que montaron una campaña contra él en las redes sociales el día de Nochebuena, con el beneplácito de Pablo Iglesias. Una campaña en la que participó el secretario de Organización, Pablo Echenique, junto a los citados miembros del «nuevo entorno» de Iglesias.

Íñigo Errejón también ha desmentido categóricamente a Pablo Iglesias, al señalar: «No es cierto que yo fuera partidario de apoyar el pacto de investidura firmado entre el PSOE y Ciudadanos. Yo me encargaba de las negociaciones y dejé claro que ese acuerdo entre Pedro Sánchez y Albert Rivera era el preludio para que el PSOE dejase gobernar al PP, como ha ocurrido finalmente».

Errejón también se ha hecho corresponsable de la rueda de prensa en la que Pablo Iglesias exigió el control de TVE, la vicepresidencia del Gobierno y los ministerios de Economía, Defensa, Educación, Justicia e Interior para pactar con Pedro Sánchez.

«Yo participé en esa decisión», ha indicado, «pero a la vista de cómo lo valoraron luego los españoles, hay que hacer una cierta autocrítica. Luego nos juntamos con otra fuerza política [Izquierda Unida] y perdimos un millón de votos«.

Poner fecha de caducidad a Pablo Iglesias

Íñigo Errejón ha asumido que el Podemos que surgió de la primera asamblea de Vistalegre era «mucho más jacobino, centralizado y menos plural. Ahora necesitamos una organización más madura, que sea capaz de integrar las diferencias y dé autonomía a los territorios y a nuestras bases».

Por este motivo, ha defendido sus propuestas para limitar a seis años el mandato de Pablo Iglesias como secretario general, y las cláusulas que obligarían a Pablo Echenique y Ramón Espinar a renunciar a uno de sus cargos: «Ahora tenemos a muchos compañeros y compañeras formadas y hay que repartir juego evitando la acumulación de cargos».

Frente a la política de Pablo Iglesias de «cavar trincheras», Errejón defiende que Podemos debe intentar ampliar su base electoral con una «vocación mayoritaria. No podemos conformarnos con los ya convencidos, ni decirle a la gente que tiene que esperar tres años para resolver sus problemas. Si tomamos la iniciativa podemos conseguir cosas como la derogación de la Ley mordaza y del impuesto al sol».

Lo último en España

Últimas noticias