Nuevo incidente ante el casoplón

La Guardia Civil detiene a una persona por grabar a Iglesias en su casa la noche de su hecatombe electoral

La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Galapagar por grabar a Pablo Iglesias en el interior de su casoplón coincidiendo con la hecatombe electoral de Podemos en Galicia y el País Vasco. Ayer no fue buen día para el vicepresidente del Gobierno y pagaron el plato los ciudadanos que cada día se reúnen frente a su chalet para protestar por la gestión del Gobierno durante la crisis del coronavirus.

El vecino de Galapagar que responde a la siglas M.F. se encontraba a las 21:00 horas de este domingo en las inmediaciones del casoplón de Iglesias, concretamente por la parte trasera. Se desplazó hasta allí porque, según fuentes cercanas, en los últimos días los agentes de la Benemérita «han bajado la presión». Especialmente después de retener a dos vecinas (Claudina y Asunción) y que la juez decidiera sobreseer el caso al considerar que la vía judicial no era la adecuada.

Subido a una roca, M.F. comenzó a grabar la parte trasera del casoplón –que tantas veces ha salido en medios de comunicación– mientras detallaba en lugar en el que se encontraba. Sorprendentemente, el líder de Podemos salió al porche de su casa y se asomó a su inmenso jardín. Inmediatamente este ciudadano dejó de grabar.

Porche del casoplón de Iglesias.
Porche del casoplón de Iglesias.

«Quiero cabezas»

Otros compañeros de M.F. que junto a él se reúnen cada día en La Navata junto al chalet de Iglesias e Irene Montero, aseguran que vieron cómo el vicepresidente se dirigió hacia los agentes de la guardia civil que custodian su casa y les ordenó: «¡Quiero cabezas!».

Los agentes, en ese momento, no ejecutaron ninguna orden. Minutos más tarde se desplazó hasta el domicilio Iglesias-Montero el diputado de Unidas Podemos Enrique Santiago, que también es secretario general del Partido Comunista de España (PCE) y asesor jurídico de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Santiago mantiene una estrecha relación con Raúl Maíllo, el abogado del vicepresidente en el caso Dina-Iglesias. Este letrado ha desarrollado toda su carrera alrededor del mundo político y sindical de la izquierda. De hecho, mantiene una relación muy cercana con Izquierda Unida, en especial con el PCE.

Fuentes presentes en la escena aseguran que Santiago permaneció en el interior de la casa unos 25 minutos. Al abandonarla los manifestantes comenzaron a grabarle mientras se marchaba en un coche, pero Enrique Santiago se bajó de su vehículo y «cual matón» –según explican los vecinos– se encaró a los ciudadanos.

Antes de retomar su camino ordenó a los agentes de la Guardia Civil que custodian el casoplón que identificaran a todos los vecinos que se encontraban allí. A unos de ellos, el que responde a las iniciales M.F., no sólo le requirieron la documentación sino que además le detuvieron. Su hija menor tuvo que presenciar cómo se llevaban a su padre, pero una vecina se quedó al cargo de ella.

«¿Pero qué ha hecho? ¿Por qué se lo llevan detenido?», se preguntaban alborotados los manifestantes. Ni siquiera habían hecho ruido, puesto que en los últimos días no golpean cacerolas para que las molestias del escacrache no supongan más represalias judiciales.

M.F. fue detenido por un supuesto delito de revelación de secretos por grabar al vicepresidente en su chalet durante la noche electoral. Fue llevado de inmediato al cuartel de la Guardia Civil de este municipio madrileño y no fue puesto en libertad hasta pasadas las 2:00 de la madrugada. Los agentes han incautado su teléfono, donde guarda el vídeo que estaba grabando de la casa de Iglesias, para ser analizado.

Atestado de la Guardia Civil

En el atestado de la Guardia Civil, al que ha tenido acceso OKDIARIO, los agentes imputan al detenido un delito por «posible grabación de imágenes del interior de la vivienda Iglesias» con un teléfono móvil de marca Samsung.

El informe de la Benemérita alude a que se pudo cometer un delito contra la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio, por el descubrimiento y revelación de secretos, recogido en el artículo 197 del Código Penal, por los siguientes hechos: «Sobre las 21:20 sale del domicilio (de Iglesias) el abogado Enrique Santiago, mostrando al agente de la Guardia Civil un vídeo grabado desde dentro del domicilio, en el que se puede observar a una persona con la cabeza afeitada y con un polo de color verde, denunciando verbalmente que ha estado grabando el interior del domicilio».

Lo último en España

Últimas noticias