Cesión en Cataluña

Felipe González dedica un rotundo mensaje a Sánchez: "No necesitamos relatores"

Felipe González en el vídeo elaborado por su fundación.

El ex presidente del Gobierno Felipe González ha denunciado este jueves que la mesa de partidos pactada entre Pedro Sánchez y la Generalitat "degrada institucionalmente el valor del Parlamento". Además, el histórico socialista se ha mostrado muy claro con el actual Ejecutivo de su partido al afirmar que "no necesitamos relatores". 

Aunque afirma en primer lugar que está "a favor del diálogo" con Cataluña, y "mucho más en favor del diálogo frente a la crispación, al insulto y a la descalificación". Pero afirma que para que haya diálogo "hay que definir en qué perímetro se dialoga. Y el perímetro tiene que ser el de la Constitución, el Estatuto de Autonomía y el Ordenamiento Jurídico". Y cree que cuando no se define bien este perímetro "el diálogo se convierte en un diálogo de sordos, de confusión" en referencia a los nacionalistas catalanes.

Sobre un posible mediador afirma que "la figura del relator es conocida en Naciones Unidas" aunque afirma que en el caso de España "no necesitamos relatores". Y añade: "Me preocupa mucho la degradación institucional. El Ejecutivo tiene que discutir con el Ejecutivo. Con el Ejecutivo de Cataluña. No es Estado a Estado. También discute con el ejecutivo de Castilla-La Mancha" aunque advierte de que "el Ejecutivo no puede decidir lo que van a hacer los partidos".

Y habla de lo que considera una "paradoja": "¿Para qué necesitamos una Mesa de Partidos en la que no participan algunos que no quieren y tienen razón, decidida por un Ejecutivo que no permite funcional al parlamento si existe el Parlamento? ¿Para qué necesitamos un notario que certifique lo que se dice o que los convoque cuando en el Parlamento sobran los notarios, los asesores jurídicos…? ¿Por qué la Generalitat no hace funcionar al Parlamento? Que es la sede natural del encuentro entre partidos".

Felipe González también se ha referido en el vídeo elaborado por la Fundación que lleva su nombre al juicio del ‘procés’ que comienza en pocos días en el Tribunal Supremo y ha afirmado que "el Gobierno de la nación no puede interferir en el funcionamiento de la Justicia".

Con la negociación en torno a esta mesa de partidos, el Gobierno de Pedro Sánchez y el Ejecutivo de Torra entran en "un juego muy delicado" en el que interfieren "en la autonomía de los partidos que tienen su representación en el parlamento".

El ex jefe del Ejecutivo se une de esta manera a las críticas vertidas por varios ‘barones’ socialistas en las últimas sobre la polémica figura del mediador o relator y a las de quien fuera su mano derecha, el ex vicepresidente Alfonso Guerra.

Últimas noticias