Exhumación de Franco

La familia al meter el féretro en el coche fúnebre: «¡Viva España! y ¡Viva Franco!»

El féretro con los restos de Francisco Franco ha abandonado la Basílica del Valle de los Caídos al grito de "¡Viva España!" y "¡Viva Franco!"

El féretro con los restos de Francisco Franco ha abandonado la Basílica del Valle de los Caídos al grito de "¡Viva España!" y "¡Viva Franco!", por parte de la familia. Los Franco han despedido así al dictador, ante la mirada de la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, que contemplaba la escena desde la escalinata.

El Gobierno había prohibido a los Franco exhibir cualquier tipo de símbolo o bandera sobre el ataúd y en el cortejo, algo que se ha evitado. No obstante, sí se había visto a uno de los nietos, Francis Franco, con una bandera de España con el escudo franquista, a su llegada a la Basílica. El ataúd sí iba cubierto con una corona fúnebre de la familia con una cinta con los colores de la bandera de España.

Los restos serán trasladados al cementerio de Mingorrubio (El Pardo), donde se oficiará una ceremonia estrictamente íntima. La misa estará oficiada por Ramón Tejero, hijo del ex teniente coronel condenado por el intento de golpe de Estado del 23-F.

Franco será inhumado en El Pardo en el mismo féretro en el que fue enterrado en el Valle de los Caídos, hace 44 años.

Por decisión de la familia, el Gobierno se ha visto obligado a alterar su previsión inicial, que era cambiar el féretro en caso de que estuviese en mal estado.

Fuentes de La Moncloa han explicado que "a pesar de los daños que presenta, la comitiva va a trasladar el féretro original en el que fue enterrado el dictador en 1975". Los operarios trabajan ahora en asegurar el ataúd para su extracción de la fosa, en la que ha permanecido desde entonces.

Los restos de Franco se conservan dentro de una caja de zinc sellada, introducida a su vez en un ataúd de madera.

El Gobierno había previsto por ello otra caja de madera para, en caso necesario, pasar el féretro al nuevo ataúd antes de trasladarlo a Mingorrubio.

Si la caja de zinc se conserva en buen estado no se abrirá para comprobar que efectivamente es el cuerpo de Franco el que se conserva en su interior.

El Gobierno no lo estima necesario, ya que alega que, en el momento en que Franco fue inhumado en el Valle de los Caídos, el entonces Notario Mayor del Reino, el ministro de Justicia José María Sánchez-Ventura, certificó que el cadáver introducido en el ataúd era el de Franco.

Lo último en España

Últimas noticias