Coronavirus

Un empresario madrileño reabre su restaurante para dar de comer gratis a camioneros, Policía y Guardia Civil

España se está llenando estos días de solidaridad. Personas anónimas que han querido poner su grano de arena en la lucha contra el coronavirus y que, además, han reconvertido y transformado sus negocios habituales para dar un servicio público y gratuito a colectivos que siguen trabajando de manera incansable como la Policía Nacional, Policía Local, Protección Civil o los camioneros que abastecen nuestros supermercados.

Empresarios, en definitiva, con vocación de ayudar a la sociedad en estos momentos tan complicados. Este es el caso de Javier Villanueva, un empresario de la restauración y, como todos los colegas de su gremio, ha tenido que cerrar su restaurante Mec Mec Pizzería, ubicado en la Carretera de Burgos, debido al decreto gubernamental del estado de alarma que tiene a millones de familias confinadas en casa.

Sin embargo, Villanueva no se ha limitado a echar el cierre a su negocio de restauración, una enseña que lleva trabajando desde mediados de los años 90, ya que con la ayuda de dos cocineros y algunos amigos más han decidido abrir el local para cocinar y dar de comer de forma gratuita a agentes de la Policía Nacional, de la Policía Local de San Sebastián de los Reyes, personal de Protección Civil y también los camioneros que, por el estado de alarma, no pueden parar a comer nada caliente en ningún sitio.

Villanueva explica a OKDIARIO que han habilitado «una ventanilla por la que les damos una bolsa con todas las medidas de seguridad marcadas por las autoridades sanitarias». Detalla también que cada día acuden decenas de personas a coger la comida: «Están encantados, la verdad, coger su bolsa y se la llevan para comer y agradecen que sea caliente, sobre todo los camioneros. Algunos, muy pocos, se quedan en las mesitas que hay en la terraza, pero la mayoría se lo lleva«.

Comenta, además, que se trata de una acción totalmente desinteresada que cuenta con el beneplácito del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes. «Le contamos el proyecto y le preguntamos si podíamos abrir y nos dijeron que sí, que ningún problema«, apunta. Cada día los cocineros, dos amigos más y el propio Villanueva se ponen el delantal, guantes y mascarillas para cocinar y dar de comer platos calientes a los que siguen trabajando para estabilizar un país azotado este letal virus que ya ha dejado más de 15.000 víctimas mortales.

«Abrimos todos los días desde las 10 a las 16 horas más o menos y estaremos abiertos así, llevando a cabo esta actividad, hasta que todo se termine y regresemos a la normalidad. Ojalá sea pronto», señala Villanueva.

Lo último en España

Últimas noticias