Investidura Juanma Moreno

Díaz defiende las protestas feministas de ayer a las puertas del Parlamento en pro de respetar la expresión de los ciudadanos

Díaz defiende las protestas feministas de ayer a las puertas del Parlamento en pro de respetar la expresión de los ciudadanos
Susana Díaz. Foto: Europa Press

La presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, ha defendido este miércoles las movilizaciones convocadas ayer por asociaciones de mujeres y feministas y ha recordado, ante las críticas procedentes de PP, Ciudadanos (Cs) o Vox, que ella misma sufrió "escraches" por parte de miembros de ambos partidos.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento andaluz, Susana Díaz ha expresado su deseo de que ese millón de andaluces que han votado al PSOE-A se sientan orgullosos del trabajo y tengan la seguridad de que este partido va a ser una garantía en la defensa de nuestra autonomía y autogobierno y de nuestra igualdad.

Ha aludido a los "temores" que tienen en estos momentos miles de andaluces, como los que salieron ayer a la calle en defensa de la igualdad entre hombres y mujeres y para que nadie recortes nuestros derechos ni nuestro autogobierno.

En cuanto a esas manifestaciones convocadas ayer por asociaciones de mujeres y feministas, la presidenta en funciones ha indicado que siempre hay que respetar la voluntad libre y la expresión de los ciudadanos, y ha recordado que ella ha tenido muchas manifestaciones a las puertas del Parlamento, algunas de las cuales contaban con el apoyo del presidente del PP-A y candidato a la investidura como presidente, Juanma Moreno.

"Y yo lo he respetado porque los ciudadanos tienen el derecho a expresar libremente aquello en lo que creen", según ha señalado la presidenta de la Junta en funciones, para quien lo que no es de recibo es que a las mujeres que están defendiendo el derecho a la vida, que se combata la violencia machista y que haya igualdad real se les llame "kale borroka". Ha recordado que ella misma sufrió un "escrache" por parte de VOX cuando fue a votar el pasado 2 de diciembre, mientras que en otra ocasión vino de la mano de "altos cargos del PP en la Diputación de Málaga".

Ha manifestado que, sin duda, esos no pueden ser los instrumentos que unos utilicen para expresar la discrepancia, el desasosiego o la disconformidad, al tiempo que ha añadido que no se puede impedir jamás que los hombres y mujeres que hoy temen que se dé una "involución real" en Andalucía y en España, con recortes en derechos, salgan libremente a la calle a expresarse.

Se ha referido además a las "sandeces" del presidente de Ciudadanos (C’s), Albert Rivera, comparando las movilizaciones de ayer con los actos de los CDR de Cataluña.

Asimismo, ha querido dejar claro que nadie la va a escuchar poner en cuestión la legitimidad del presidente de la Junta que hoy salga del Parlamento, pero ha lamentado que, en cambio, sí tenga que escuchar permanentemente que el más del millón de andaluces que han votado al PSOE-A lo hacen porque esto es un "régimen clientelar y no lo hacen con la misma libertad que los gallegos, los vascos, los catalanes o los de Castilla-León, que llevan más de 30 años votando al PP".

Para Susana Díaz, uno tiene que ser respetuoso con el adversario y reconocer la legitimidad del voto al PSOE-A, que es el partido mayoritario en el Parlamento y va a ser una garantía en la defensa de la igualdad y de los derechos que hemos construido.

Susana Díaz ha señalado que se siente orgullosa de liderar, al frente del PSOE-A, la tarea de oposición y ha recordado que su partido ganó las elecciones autonómicas del 2 de diciembre, aunque no con la mayoría suficiente para formar gobierno.

Ha mostrado su preocupación por que el portavoz de Le Pen en las instituciones europeas haya expresado que se sienten orgullosos de la coalición de la derecha y la extrema derecha en Andalucía. Ante ello, ha expresado que siente la responsabilidad de que los andaluces tienen que tener la "seguridad de que el PSOE-A va a seguir defendiendo la igualdad, la autonomía y el autogobierno, y a todos los andaluces".

Lo último en España