Ciudadanos

El crítico Toni Roldán, colaborador de Garicano, deja Ciudadanos al rechazar su política de pactos

Vídeo: Europa Press

Roldán venía mostrando su discrepancia, al igual que Garicano e Igea, con la negativa del partido a buscar un mayor entendimiento con el PSOE

Macron amenaza a Rivera con romper sus relaciones ante cualquier pacto con Vox

El portavoz económico de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados y secretario de Programas y áreas sectoriales, Toni Roldán, ha decidido dejar el partido de Albert Rivera al no compartir la política de pactos de la dirección naranja. Roldán, colaborador del eurodiputado Luis Garicano, y uno de los integrantes del sector crítico en la Ejecutiva de Rivera, ha comunicado esta decisión este lunes en una declaración sin preguntas en la Cámara baja.

Visiblemente emocionado, Roldán ha justificado su marcha —también dejará el escaño esta semana— en el "giro político" dado, a su juicio, por el partido, frente a los "ideales liberales y reformistas" con los que nació. Así, ha señalado que trató de frenar esta deriva, en su opinión, pero ha recalcado que "no he tenido éxito". "Uno no puede tratar de ser lo que no es durante demasiado tiempo", ha subrayado Roldán.

Pese a dedicar elogios a la persona de Rivera, ha lanzado duros ataques a la estrategia política marcada por el líder de C’s y secundada por su Ejecutiva, de la que el propio Roldán era miembro. "Los coste de la estrategia elegida por Ciudadanos son demasiados altos para España", ha enfatizado, criticando que "queramos convertiros en azules", "apoyar gobiernos que llevan más de 20 años en el poder", en alusión también al PP, y "no somos capaces de confrontar a la extrema derecha que está en las antípodas de todo lo que pensamos", ha apostillado en referencia a Vox.

Investidura

Además, ya fuera de la disciplina del partido, Roldán ha querido aprovechar esta última comparecencia para presionar también a la que ha sido su formación durante los últimos años y reclamar implícitamente a sus compañeros diputados que permitan la investidura de Pedro Sánchez para que éste sea presidente tras llegar a algún acuerdo con los socialistas.

"España tiene una oportunidad histórica de que haya un gobierno estable, de centro y progresista. Sería un error desaprovechar esa oportunidad", ha destacado. "Nunca el progreso vino de los extremos. Los buenos políticos no son los que más se pelean, sino los que son capaces de poner los intereses del país antes que los del partido", ha remachado.

Esta intervención improvisada de Roldán, según fuentes parlamentarias consultadas por OKDIARIO, ha sido convocada justo antes de la rueda de prensa prevista en la sede nacional de Ciudadanos tras la reunión del Comité Ejecutivo del partido. Roldán venía mostrando su discrepancia, al igual que Garicano y Francisco Igea, candidato de C’s a la Presidencia de Castilla y León, con la negativa del partido a buscar un mayor entendimiento con el Partido Socialista en lugar de reunirse con Vox fuera de las cámaras.

Este grupo de críticos era partidario de rebajar las exigencias a los candidatos socialistas —entre ellas aceptar la aplicación del 155 en Cataluña— para llegar a acuerdos en comunidades y ayuntamientos. Tal y como lo habían trasladado en la propia Ejecutiva naranja, apostaban por levantar ‘de facto’ el veto que la dirección de Rivera estableció a los barones alineados con Pedro Sánchez en sus cesiones al separatismo y el nacionalismo.

Con todo y pese a estas discrepancias, el Comité Ejecutivo del pasado 3 de junio, en el que estuvieron presentes el propio Roldán, Garicano e Igea, acordó por "unanimidad" que el "socio preferente" para los pactos es el Partido Popular, si bien se dejó la puerta abierta a pactar con aquellos barones socialistas que suscribieran el documento de negociación de los naranjas y se desmarcaran así del sanchismo, como ha ocurrido por ejemplo en destacados ayuntamientos de Castilla-La Mancha. En esta comunidad, el líder de los socialistas es Emiliano García-Page.

Contra Vox

Los movimientos de Roldán, Garicano e Igea se han producido además de manera alineada a los pronunciamientos del socio francés de Ciudadanos, La République En Marche — el partido del presidente galo, Emmanuel Macron— y de su delegado en España, el concejal de Barcelona pel Canvi, Manuel Valls. Estos socios han subrayado en las últimas semanas que no comparten "ningún tipo de alianza"de Ciudadanos con Vox para permitir que haya gobiernos de centroderecha en instituciones españolas.

Lo último en España