Rufián indignado con la pitada a Torra: “Pitar a quien se vota y aplaudir a quien se hereda”

Gabriel Rufián
el diputado de ERC Gabriel Rufián en sus declaraciones a la cadena catalana 8TV.
Comentar

El diputado de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, se ha mostrado indignado con los catalanes que han abucheado a Quim Torra durante la inauguración de los Juegos Mediterráneos: “Pitar a quien se vota y aplaudir a quien se hereda”. Su comentario en las redes sociales a tenido una contestación inmediata: “Esta es la libertad de expresión tan reivindicada por ti”.

No lo ha podido soportar. Rufián esperaba un aquelarre antiespañol y antimonárquico y lo cierto es que los planes de los independentistas no han salido como ellos mismos esperaban. Torra advertía en las últimas horas que no acudiría a ningún acto del Rey Felipe VI en Tarragona con motivo de la inauguración de los Juegos del Mediterráneo. Al poco reculaba y utilizaba la excusa de que si coincidía con el monarca le “exigiría una disculpa por haber mandado Policías a zurrar catalanes”.

Para congraciarse con los suyos, además, estuvo presente en una manifestación contra la presencia de Felipe VI en Cataluña organizada por los CDR y la golpista ANC. El baño de multitudes –aunque sólo había 300 personas– precedía a lo que sucedería en el Nou Stadi de Tarragona.

Primero, Torra se encontraba con el Rey y le entregaba un libro con fotos de las cargas policiales del 1-O. Felipe VI no se inmutaba. Se mostró tranquilo, educado y sin aspavientos. Después, vino el episodio de los himnos. Al entrar el Rey, acompañado del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el propio Quim Torra, comenzó a sonar Els Segadors, el himno oficial catalán, antes de que sonaran los acordes del himno de España. Además, entre el público hubo división de opiniones. Hubo banderas españolas hondeando y, en algún caso, tímidos pitos a la presencia del Rey.

Pero lo que ha indignado a Gabriel Rufián fue lo que sucedió inmediatamente después, durante los discursos de presentación de los Juegos. Tomaba la palabra el alcalde de Tarragona, el socialista Josep Fèlix Ballesteros, y agradecía a Torra su presencia en el acto inaugural de los Juegos. Fue en ese momento cuando el público, de manera casi unánime, comenzó a abuchear a Torra.

Rufián, que estuvo siguiendo la ceremonia a través de TV3, no podía dar crédito. El público congregado en el Nou Stadi se había mostrado mucho más beligerante con el actual president de la Generalitat que con el Rey de España.

Al poco tiempo de escribir el tuit en el que se mostraba perplejo, Rufián comenzó a recibir todo tipo de respuestas. Desde los que se lamentaban, como él, de la pitada a Torra, hasta los que le recordaban que él había defendido en numerosas ocasiones que pitar al himno y al Rey eran muestras de “libertad de expresión”.

 

Últimas noticias