La película fue financiada por TV3 y la Generalitat

Franco hablando catalán y firmando sentencias de muerte en la programación navideña de TV3

Comentar

La televisión pública de Cataluña, TV3, emitió durante estas fiestas navideñas una película de la guerra civil y producida por la propia cadena autonómica en la que aparecía el dictador Francisco Franco hablando en catalán. El film, que lleva por título “Los hijos del Sol”, narra la historia de un científico catalán y en una de las escenas, un directivo de su laboratorio es recibido en audiencia por Franco, quien en todo momento se dirige a él en catalán.

La película fue rodada en 2016 por la productora barcelonesa Diagonal TV, y financiada por la propia televisión catalana y el Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña. Diagonal TV pertenece al grupo Gestmusic Endemol, cuya matriz fue fundada por el multimillonario independentista y exmiembro de la Trinca, Josep María Mainat.

El argumento trata de las vicisitudes del químico Fernando Calvet, (a quien en los diálogos se catalaniza el nombre y se convierte en ‘Ferran’),  que pasa de dar clases al exilio en 1936. En el ‘biopic’ se recoge su encierro en un calabozo tras regresar a Galicia en plena Guerra Civil para dirigir un laboratorio.

Franco firmando ejecuciones

En la escena de marras, el directivo se presenta ante el dictador en su despacho oficial, que le recibe de espaldas. Al darse la vuelta, ofrece un primer plano de una sentencia de ejecución con garrote vil, firmada por ‘el Generalísimo’ y con fecha de 1943. Sobre el papel caen varias gotas de tinta. “Estas estilográficas son muy traidoras”, señala Franco.

A continuación, el visitante le explica que trabaja para una empresa de medicamentos. Mientras Franco hojea el expediente, le interpela con frases entrecortadas en las que habla de “hacer a España todavía más grande” o se refiere a los exiliados como “derrotistas, traidores y malos españoles“.

Un recurso habitual en TV3

La figura de Franco no es extraña en TV3, se le cita de modo habitual en las tertulias políticas, en la que es frecuente escuchar el término “franquista” para descalificar a los que no comulgan con las tesis independentistas. Pero no sólo en los programas de debate, sino también de humor, es habitual que se recurra al personaje. Algo que ha ido a más en los últimos meses, en que la televisión pública de todos los catalanes ha sido convertida en altavoz del golpe separatista.

El pasado octubre, y sólo unos días después del referéndum ilegal del 1-O, el programa satírico Polonia  ‘resucitaba’ al dictador, convirtiéndole en protagonista de una parodia con la que criticaba la actuación de la Policía Nacional.  Guitarra en mano y con dos agentes de la Policía Nacional como escoltas, el personaje cantaba “no estaba muerto, que no, estaba dando caña” y  “salvando España”.

Últimas noticias