Cataluña

El conserje del hotel de Puigdemont: “Es un pobre hombre con miedo, siente que no tiene una solución”

El conserje del Hotel Chambord de Bruselas, donde se alojó Carles Puigdemont.
0 Comentar

Un empleado del hotel Chambord, en el que se ha hospedado el ex president Carles Puigdemont durante las dos primeras noches de su ‘exilio’ en Bruselas, ha reconocido a OKDIARIO haber visto al golpista con “miedo”.

“Lo vi como un pobre hombre”

“Lo vi como un pobre hombre”, explica el trabajador del hotel, que vio a Puigdemont “cansado de pensar mucho”. “Sentí que no tiene una solución”, subraya el mismo empleado, que dice haber percibido que el ex presidente de la Generalitat “no tiene confianza en su país, en España”.

Cuando desde OKDIARIO le decimos que eso es, para empezar, debido a que Puigdemont no se siente español, el trabajador espeta que, según entendió de su conversación con el ex president acusado de rebelión, “los españoles cuando ven a un catalán lo ven como extranjero”, algo que, lógicamente, no tardamos en desmentirle.

“Me dijeron que en España son muy racistas”

“Me dijeron que en España son muy racistas, y cuando ven una estelada, ya le llaman polaco”, explica el recepcionista del hotel Chambord, que más tarde confirma que nunca ha estado en España y que se basa únicamente en lo que le dijeron Puigdemont y sus “colegas”.

Miedo… pero desafiante

El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, pese a haber reconocido a los trabajadores del hotel sentirse con miedo, ha confirmado su nuevo desafío a la legalidad anunciando que él y un grupo de ex consejeros no acudirán a declarar a la Audiencia Nacional este jueves, sino que permanecerán en Bruselas.

En un comunicado, Puigdemont se presenta como presidente del “Govern legítimo” de Cataluña y apunta que “en ningún caso los consellers y el president que se quedan en Bruselas contemplan eludir la Justicia, sino que justamente la reclaman, y responderán a las citaciones […] de acuerdo con los mecanismos que ya están previstos en la UE en estas circunstancias”, apunta.

Este comunicado, en el que Puigdemont denuncia un “juicio político”, se hizo público después de una jornada en la que su abogado belga, el defensor de terroristas de ETA Paul Bekaert, anunció que el ex presidente de la Generalitat pedía declarar ante la Audiencia Nacional desde Bélgica, donde permanece, aunque no hay imágenes suyas desde la noche del martes, cuando se le vio salir del hotel en el que se alojaba en Bruselas.

La incomparecencia de Puigdemont podría llevar a la juez de la Audiencia NacionalCarmen Lamela, que se ha hecho cargo de la investigación contra el ex presidente y los 13 ex consejeros, a enviar una orden europea de detención a la Justicia belga para una futura extradición a España. De ahí, seguramente, venga su miedo.

Últimas noticias

Lo más vendido