DECLARACIÓN ÍNTEGRA DEL EX ABOGADO DE PODEMOS

Calvente al juez: «Algunas personas han utilizado Podemos como un cortijo»

El abogado purgado de Podemos, José Manuel Calvente, declaró al juez que algunas personas "han utilizado el partido como si fuera su cortijo"

  • Teresa Gómez y Raquel Tejero

El abogado purgado de Podemos, José Manuel Calvente, declaró el pasado 29 de julio ante el juez Juan José Escalonilla sobre la presunta financiación irregular del partido de Pablo Iglesias y aseguró que algunas personas «han utilizado el partido como si fuera su cortijo». OKDIARIO ha tenido acceso a la declaración íntegra, que tiene una duración de más de tres horas.

Cuando estaba a punto de finalizar el interrogatorio, el abogado que representa a Podemos en esta causa -en la que el partido está investigado por malversación- preguntó a Calvente si le tiene «cierto rencor» a varias de las personas a las que ha denunciado.

El ex coordinador del equipo le respondió en un tono afable que en absoluto. «Para mí ahora mismo son irrelevantes», confesó. Sin embargo, este abogado, que fue despedido junto a su compañera Mónica Carmona tras detectar la existencia de una ‘caja B’ y cobros de comisiones por parte de algunos dirigentes, aseguró que lo que le motivó a llevar este asunto ante la Justicia es que «se siente decepcionado».

Determinadas personas se han creído que este partido es su empresa y su cortijo, y que pueden hacer lo que quieran con él.

Añadió: «Como otros muchos que también están decepcionados porque hemos luchado mucho por la formación. Sin embargo, determinadas personas se han creído que este partido es su empresa y su cortijo, y que pueden hacer lo que quieran con él. Y yo estoy en contra de esto».

Así de contundente se mostró Calvente, que aseguró en su perfil de Twitter que no está dispuesto a callar a pesar de la campaña de linchamiento que la dirección del partido morado ha puesto en marcha contra él.

«Me insultan, me acosan, me amenazan en Twitter. Tergiversan mi declaración judicial en sus medios afines, recortándola hasta el infinito. Una campaña perversa para que calle ante la Audiencia Nacional en septiembre», manifestó.

Pese a todos estos ataques, Calvente anunció que va a seguir adelante hasta que salgan a la luz todos los detalles de la financiación ilegal de Podemos: «No me conocen, seguiré hasta el final. Y la verdad se sabrá», remató en su mensaje.

Próxima declaración

El juez Manuel García-Castellón ha citado en calidad de testigo al ex coordinador de los servicios jurídicos de Podemos para interrogarle sobre el montaje de Pablo Iglesias y Podemos en el caso Dina-Iglesias, que habría tenido la finalidad de utilizarlo en la campaña electoral en las generales de abril de 2019, acusando a unas supuestas cloacas del Estado.

El instructor comunicó a las partes esta decisión después de que el letrado Calvente denunciara en Twitter que su «calvario» en la formación de Iglesias comenzó en febrero del año 2019, cuando se negó a colaborar en el supuesto caso, que tachó de «patraña».

El que fuera abogado de Podemos desveló en un tuit que él mismo advirtió a sus superiores de que «el caso Dina se convertiría en el caso Iglesias». «Acerté y no me lo perdonan», remarcó el letrado que ha llevado las irregularidades del partido ante la Justicia.

Fraude procesal o denuncia falsa

El magistrado investiga ahora si el secretario general de Podemos cometió un presunto delito de fraude procesal o denuncia falsa, antes de decidir si eleva una exposición razonada al Tribunal Supremo debido a su condición de aforado.

El delito de fraude procesal está tipificado en el artículo 457 del Código Penal. Incurre en él quien «emplea medios engañosos o artificiosos dirigidos a provocar en el juzgador un error de hecho que haya de originar o pueda originar una resolución errónea y por tanto injusta».

El artículo 456 del Código Penal sobre la denuncia falsa recoge que «los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, imputaren a alguna persona hechos que, de ser ciertos, constituirían infracción penal, si esta imputación se hiciera ante funcionario judicial o administrativo que tenga el deber de proceder a su averiguación». Este delito está castigado con penas de hasta dos años de prisión y multa de doce a veinticuatro meses

Podemos conocía desde el año 2016 que el contenido del móvil de la ex asesora de Iglesias, que publicó en exclusiva OKDIARIO, no fue producto de un robo, sino de «una filtración». Así se lo transmitió el abogado Calvente al resto de letrados de la formación morada a través de un mensaje en el chat de Telegram.

Sin embargo, decidieron presentar una denuncia como una estrategia político-judicial que le sirvió para presentarse como víctima de unas supuestas cloacas del Estado en el caso Villarejo con dos objetivos: destruir al director de este periódico, Eduardo Inda, y frenar la sangría de votos en las elecciones generales de abril de 2019.

Lo último en España

Últimas noticias