Hospital Valdebebas

Así se trabaja a contrarreloj para que el hospital de emergencias de Valdebebas esté listo en noviembre

Así se trabaja a contrarreloj para que el hospital de emergencias de Valdebebas esté listo en noviembre

Cae la noche en Madrid entre las vigas y los bloques de hormigón que empiezan a dar forma al Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal. Cuando la lluvia da un respiro, las chispas que desprenden los sopletes de los soldadores alumbran parte del esqueleto del centro de referencia de enfermedades infecciosas de la Comunidad de Madrid que abrirá sus puertas en noviembre.

«La clave es llegar a tiempo. En la obra, el mayor desafío es el tiempo porque el covid no perdona y nosotros tenemos que ser capaces de frenar a la enfermedad», sostiene el director general de Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad de Madrid, Alejo Miranda de Larra. 

Actualmente 450 personas trabajan a contrarreloj y de manera simultánea al día, «pero en unas semanas estaremos alrededor de 1.000 personas trabajando de manera simultánea», añade Miranda de Larra. La tramitación de los trabajos se está haciendo con carácter de emergencia, y eso significa trabajar día y noche.

Las obras llevan el 40% de su ejecución gracias al trabajo incansable de siete constructoras, tres ingenierías y cuatro estudios de arquitectura- quienes redactan el proyecto mientras la constructora ejecuta de manera simultánea la obra- para levantar este proyecto.

Alejo Miranda de Larra, director general de Infraestructuras sanitarias de la Comunidad de Madrid: «Hemos cogido lo que aprendimos en IFEMA y lo hemos mejorado»

El Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, que tiene una superficie total de 80.000 metros cuadrados, contará con 3 grandes pabellones de hospitalización de 10.500 metros cuadrados cada uno y sumará más de 1.000 camas organizadas modularmente en torno a controles de enfermería de 48 camas.

En las próximas semanas se empezarán a instalar la tecnología sanitaria más avanzada para poder hacer frente al coronavirus y cualquier otra enfermedad infecciosa. Además se segregarán las entradas de pacientes y profesionales sanitarios para evitar circulaciones cruzadas.

El pabellón 3 es uno de los más singulares del hospital. Es en este pabellón donde estarán las taquillas, la lavandería y la entrada de servicios generales y suministros del hospital. Es donde más protegidos van a estar los profesionales sanitarios, explica Miranda de Larra. «El paciente se encontrará con el profesional cuando ya tenga el EPI (equipo de protección individual) puesto, y además, se encontrarán en el punto de trabajo», añade.

El director general de Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad de Madrid reconoce a OKDIARIO que la experiencia del hospital de IFEMA ha servido para diseñar parte de este centro hospitalario. «Hemos cogido lo que aprendimos en IFEMA y lo hemos mejorado», afirma Alejo Miranda de Larra.

«Es una estructura que va a dar soporte a toda la red hospitalaria de Madrid. La idea es que al igual que IFEMA ayudó a los demás hospitales a no saturarse, con Enfermera Isabel Zendal queremos que no se vuelvan a congestionar las urgencias» incide el director general de Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad de Madrid.

La diferencia con Wuhan

«No tiene nada que ver con en la estrategia de construcción del hospital de Wuhan» relata Miranda de Larra. «En China utilizaron la modular prefabricada tridimensional y este es un hospital con una cimentación robusta, con unos pilares de hasta 12 metros. Es decir, es una obra en todas sus condiciones», añade.

Asimismo, el director general de Infraestructuras sanitarias de la Comunidad de Madrid matiza que «en China construyeron varios hospitales provisionales y este va a ser permanente. Hicieron un hospital mucho más pequeño. Este es de 1.000 camas y creo que no hay ningún hospital de emergencias de 1.000 camas en el mundo, en España por supuesto no lo hay», sostiene.

Lo último en España

Últimas noticias