Cumbre de Madrid

Abascal, Le Pen, Orbán y Morawiecki llaman a la unidad de Europa frente a la «amenaza» militar de Rusia

Ver vídeo

La Cumbre de Madrid, con el presidente de Vox, Santiago Abascal, como anfitrión, y en la que han participado, entre otros, el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, el de Polonia, Mateusz Morawiecki, o la líder del partido francés Agrupación Nacional, Marine Le Pen, ha hecho un llamamiento a las naciones de Europa para que respondan de manera unida ante «agresiones» como la «amenaza» militar de Rusia en la frontera de Ucrania.

Los asistentes a esta cumbre, que ha tomado el testigo de la celebrada el pasado diciembre en Varsovia, han firmado una declaración conjunta donde han plasmado su compromiso de «trabajar para garantizar que las naciones de Europa actúen solidariamente ante la amenaza de agresiones externas». Y aquí, ha aludido expresamente a «las acciones militares de Rusia en la frontera oriental de Europa», que, según reza en el documento, «nos han conducido al borde de una guerra», culpando así al Gobierno de Vladímir Putin.

«La solidaridad, la determinación y la cooperación en materia de defensa entre las naciones de Europa son necesarias ante tales amenazas. Las naciones europeas constatan la ineficacia de la diplomacia de la UE. Cada nación debería tener una voz fuerte y solidaria para preservar la paz, la integridad territorial y la inviolabilidad de las fronteras de las naciones europeas», señala la declaración de Madrid.

En los días previos, Vox ya había expresado su «respaldo al interés legítimo de Ucrania, la soberanía de sus fronteras, y el apoyo para que la Alianza Atlántica pueda negociar sin chantajes la seguridad de su continente».

La formación de Abascal, tercera fuerza del país, ha hecho de anfitrión este fin de semana en Madrid para recibir a una amplia delegación de líderes europeos, que se han reunido en un plenario -a puerta cerrada- en el hotel VP Plaza de España Design. Durante el encuentro, los participantes han reiterado su preocupación por los «ataques internos y externos» que recibe la Unión Europea y han expresado sus diferentes sensibilidades sobre el conflicto Ucrania-Rusia, si bien han logrado cerrar una posición común.

De esta manera, han suscrito la citada declaración conjunta de solidaridad frente a la «amenaza» militar rusa y han apostado por «cooperar y unir fuerzas para proteger a Europa de ideologías impuestas y de una deriva antidemocrática que la conducen a su perdición».

En la cumbre también han participado Marlene Svazek (Austria), Tom Van Grieken (Bélgica), Krasimir Karakachanov (Bulgaria), Martin Helme (Estonia), Vincenzo Sofo y Paolo Borchia (Italia), Valdemar Tomasevski (Lituania), Rob Roos (Países Bajos) y Aurelian Pavelescu (Rumanía).

Inmigración

Asimismo, los firmantes han querido «denunciar la política inmigratoria promovida por Bruselas y la ineficacia de Frontex, que no está contribuyendo a la protección de nuestras fronteras». Junto a ello, han abogado por «instar a las instituciones comunitarias y nacionales a la firma de acuerdos con terceros países para que los inmigrantes con condenas judiciales las cumplan en sus países de origen». También han reclamado que «se intensifique el retorno de todos los inmigrantes que entran ilegalmente en territorio comunitario».

Precisamente, en su intervención de cierre en el plenario, Santiago Abascal ha pedido que «seamos capaces de afrontar la inmigración como una oportunidad para nuestros discursos, para hablar de soberanía, de seguridad, para hablar de prosperidad, ayudas sociales, fronteras…», ha recalcado. Además, ha enfatizado que «la inmigración se ha convertido también en una oportunidad para desenmascarar a una triple alianza: la de las mafias del tráfico de personas, la extrema izquierda que la impulsa y las poderosas élites globalistas». «Más allá del documento, el hecho de que una vez más nos mostremos juntos, nos mostremos unidos, es en sí un mensaje político importantísimo», ha destacado el líder de Vox.

Entre otras cuestiones, la Cumbre de Madrid ha llamado igualmente a «defender la primacía de las constituciones nacionales sobre el derecho de la Unión Europea, y de las leyes nacionales sobre las normas comunitarias en todo aquello que no sea competencia exclusiva de la Unión». Junto a ello, los asistentes se han emplazado a «exigir en todo caso el estricto cumplimiento de los Tratados y rechazar con firmeza cualquier iniciativa que pretenda ampliar indebidamente las competencias de las instituciones comunitarias».

Lo último en España

Últimas noticias