La polémica sentencia de 'La Manada'

Margarita Robles era la nº 2 de Justicia cuando se propuso eliminar “violación” del Código Penal

Margarita Robles
Margarita Robles, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados. (Foto: EFE)
Comentar

La actual portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, fue la número dos del Ministerio de Justicia durante los trabajos que llevaron a la redacción del anteproyecto de ley de reforma del Código Penal que eliminó el término “violación” de su articulado, hoy objeto de polémica tras la sentencia de La Manada. En concreto, Robles fue subsecretaria de Justicia con Juan Alberto Belloch entre el 27 de julio de 1993 y el 14 de mayo de 1994. Según ha podido saber OKDIARIO de fuentes parlamentarias, en esos nueve meses y medio en que Robles estuvo en la cúpula del ministerio se sentaron las bases de dicha reforma, que luego el Gobierno aprobó en julio de 1994 en Consejo de Ministros y remitió a las Cortes Generales para su tramitación en el mes de septiembre.

Sin embargo, para mediados de mayo de 1994, fecha en que Robles dejó la subsecretaría de Justicia para asumir la secretaría de Estado de Interior, las mismas fuentes aseguran ya estaban redactados los aspectos más novedosos del anteproyecto de la reforma, entre ellos la supresión del concepto “violación” para hablar de “abuso” y “agresión sexual”. En concreto, se eliminaron la denominaciones de “estupro” y “violación”, castigados hasta entonces con penas de 12 a 20 años de cárcel, y se incorporaron en su lugar dos tipos básicos, los de agresión sexual y abuso sexual, acompañados de determinadas conductas agravadas. Además, se fijó aquí como criterio rector de la distinción de uno y otro tipo penal la existencia de violencia o intimidación, cuestión que ha levantado profundo revuelo tras conocerse la sentencia de La Manada en la que los condenados lo han sido por abuso y no por agresión precisamente por la inexistencia, según el tribunal, de esa intimidación o violencia.

El PSOE defendió en los noventa erradicar la calificación de “violación” porque sólo se entendía por ello la “penetración vaginal generalmente con intimidación” y no podía aplicarse, por tanto, a las agresiones sufridas por hombres ni a “otras formas de relación sexual que no tenían violencia ni intimidación”. Sin embargo, estos días las protestas en la calle han dejado el grito de “¡No es abuso, es violación!”.

En los nueve meses y medio en que Robles estuvo en la cúpula del ministerio se sentaron las bases de la reforma penal que erradicó el concepto de violación y redujo las penas

El propio Juan Albert Belloch, tal y como recoge la hemeroteca, presentó las principales novedades de aquella reforma del Código Penal un sábado 21 de mayo de 1994. Con tal propósito convocó una rueda de prensa en la que fue desgranando los principios cambios normativos que iba a impulsar el Gobierno de Felipe González. Margarita Robles había dejado la subsecretaría de Justicia sólo una semana antes a raíz de la dimisión del ministro del Interior Antoni Asunción. Pero para entonces, lo mollar del anteproyecto de reforma de Código Penal ya había sido redactado. El borrador fue remitido al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) unos días después de aquella rueda de prensa. El texto fue votado por el Congreso y publicado en el BOE en noviembre de 1995.

Además, se da la circunstancia de que la Comisión General de Codificación, órgano consultivo del Ministerio de Justicia al que el actual ministro, Rafael Catalá (PP), ha encargado la revisión de los delitos sexuales tras el fallo del caso de La Manada, estaba bajo supervisión de Robles como subsecretaria de Justicia. De hecho, en su currículum oficial publicado en la web oficial del PSOE se dice: “De 1993 a 1994, fue subsecretaria del ministerio de Justicia, interviniendo en reuniones de la Comisión de Codificación, así como en la tramitación de varios Anteproyectos de Ley”. El rol de Robles en el Ejecutivo socialista pasó a sumirlo en mayo de 1994 María Teresa Fernández de la Vega como secretaria de Estado de Justicia en el superministerio de Belloch, que asumió la cartera de Interior tras la dimisión de Asunción por la fuga de Luis Roldán.

Desautorizada por Sánchez

La semana pasada, Margarita Robles coincidió con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, en que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tenía que haber intervenido antes con el juez Ricardo González porque “todos saben que tiene algún problema singular”. “Catalá sabe lo que dice”, llego a decir la exvocal del CGPJ y portavoz socialista en el Congreso. González emitió un voto particular a la sentencia del caso de La Manada, pidiendo la absolución de los cinco acusados. A juicio de Robles, este magistrado ofende a la víctima con dicho voto.

Sin embargo, tras el alineamiento de Robles con el ministro, su secretario general, Pedro Sánchez, se desmarcó de ella e instó a Catalá a que aclarase sus insinuaciones sobre el juez González. “Hemos sido muy críticos con la sentencia de ‘La Manada’. Lo que le pedimos al ministro de Justicia que no sea torpe. Que aclare a qué se refiere y, si no, lo mejor es estar callado. Como partido de Gobierno que somos no vamos a entrar en la actuación personal de un magistrado”, zanjó el líder del PSOE.

Últimas noticias