Turismo

Los supermercados de la costa no harán ‘su agosto’: se desploman un 15% sus ventas

Supersol
Supersol

El turismo de costa no atraviesa su mejor momento en la actual campaña de verano como consecuencia del impacto del covid-19. Además, el desplome en la demanda de turistas, junto con los rebrotes que han ido surgiendo en las últimas semanas, han lastrado también a las grandes cadenas de supermercados que podrían alcanzar una caída en sus ventas de hasta un 15%, de acuerdo con los datos de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas).

El director general de Asedas, Ignacio García Magarzo, recalca que «es un impacto muy importante, en los supermercados de zonas netamente turísticas se estaba notando ya en las últimas semanas un descenso de las ventas respecto al año anterior debido a la falta de turistas». «No tenemos datos para estimar los descensos en esas zonas, pero son importantes, de en torno a dos dígitos, y en algunas tiendas más», añade García Magarzo.

A esta difícil situación, se une el sobrecoste que la pandemia está suponiendo para las cadenas de supermercados, que se calcula en un incremento en los costes operativos de entre un 20% y un 25% y que podrían alcanzar los 200 millones de euros.

Todos ellos se están viendo gravemente afectados por el cierre del sector desde que comenzó la crisis sanitaria del covid-19, con situaciones especialmente complicadas en el caso de los franquiciados. En muchas cadenas, el mantenimiento de la actividad en establecimientos situados en zonas residenciales ha permitido mantener el empleo de las tiendas centradas en el turismo, que se han visto obligadas a cerrar.

Desplomes

Tal y como ha podido saber OKDIARIO a través de varias patronales turísticas como la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (AEHCOS), una de las zonas más demandas durante la temporada estival en nuestro país, «todavía no se puede valorar de forma precisa pero el turista ya ha comenzado a anular su reserva ante el temor a los rebrotes que se han ido conociendo en los últimos días».

Por el momento las regiones más afectadas son Cataluña, Aragón y Andalucía, dos de las comunidades que tradicionalmente reciben un mayor número de visitas, especialmente durante la campaña de verano. El domingo se contabilizaron 816 nuevos casos de coronavirus en Cataluña, de los cuales casi 200 se concentraron en la región leridana del Segriá. En el caso de la comunidad andaluza los nuevos brotes se localizan en las provincias de Almería, Granada y Málaga.

Estos nuevos positivos por covid-19 han disparado todas las alarmas en un sector turístico que intenta sobrevivir a los meses de parón que redujeron su actividad prácticamente a cero. Por el momento se desconoce si el Gobierno adoptará alguna medida respecto al turismo si los casos siguen aumentando, pero desde el sector continúan pidiendo al Ejecutivo más ayudas para mantener el empleo de miles de personas y garantizar la supervivencias de numerosas compañías.

Además, esta situación pone contra las cuerdas al sector hotelero, cuyas previsiones y para este verano ya eran limitadas, y que teme que la situación con los rebrotes se agrave durante las próximas semanas como consecuencia de las concentraciones de turistas. La Costa del Sol espera una tasa de ocupación de estos establecimientos durante el mes de julio de un 36,33% de media y de un 42,71% en agosto, si no cambia la reserva media.

Lo último en Economía

Últimas noticias