Debate de investidura

Sánchez promete frenar la precariedad laboral que no ha parado de crecer desde que es presidente

Sánchez promete frenar la precariedad laboral que no ha parado de crecer desde que es presidente
Pedro Sánchez crea empleo más precario que Rajoy.

Pedro Sánchez se erigió este lunes como el gran defensor de los trabajadores temporales: “Hay una elevada tasa de temporalidad -casi un 26%- y altos niveles de empleo a tiempo parcial no voluntario, que ponen de manifiesto las debilidades crónicas de nuestro marco laboral, que sufren con particular contundencia los jóvenes y las mujeres”. Asimismo, dijo que la “precariedad laboral se traduce en permanentes estados de incertidumbre”. El problema es que la temporalidad no se ha arreglado durante su primer año en La Moncloa. De hecho, ha empeorado.

Entre enero y junio de 2019, con Sánchez en el poder, se firmaron 9.925.700 contratos temporales, más que entre enero y junio de 2018, aún con Mariano Rajoy en el Gobierno, cuando el número de contratos de este tipo fue de 9.706.500. Por otro lado, los contratos indefinidos son menos en el primer semestre de 2019 que en los primeros seis meses de 2018. Entre enero y junio del año pasado se firmaron 1.123.400 contratos indefinidos y en los primeros seis meses de 2019 se han firmado 1.063.200, 60.200 menos, según recoge el Ministerio de Economía en su resumen de indicadores.

En el mes de junio, según datos del Ministerio de Trabajo, el número de contratos registrados fue de 2.009.011, de los que solo 174.159 son contratos son indefinidos, lo que supone un 8,67% del total de los registrados en el mes. En el último mes bajó levemente el peso de la contratación indefinida sobre el total de la contratación como consecuencia de la temporada de verano, lo que indica que los planes de Sánchez para reducir la temporalidad no están funcionando. El número de contratos indefinidos ha pasado del 9,4% del total en junio de 2018 al 8,6%.

A esto se suma que en los seis primeros meses de 2019 la conversión de contratos temporales en fijos ha descendido un 2,5% respecto al primer semestre de 2018, según los datos del propio Ejecutivo que avanzó OKDIARIO.

Es decir, que en la primera mitad del año las estrategias de Sánchez y su ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, no está sirviendo para acabar con la temporalidad. De enero a junio, un total de 397.702 contratos temporales han pasado a ser fijos. Se trata de contratos a tiempo parcial, becas, o de formación. La cifra es un 2,5% inferior a los contratos convertidos en fijos en el primer semestre de 2018, con Mariano Rajoy en el Gobierno. De enero a junio de 2018 pasaron a indefinidos 407.986 contratos temporales, 10.284 más.

Es decir, que la calidad del empleo en España, la precariedad laboral denunciada por los sindicatos y el propio presidente en su sesión de investidura, es ahora peor tras el primer año de Sánchez en el Ejecutivo.

Un problema endémico

La tasa de temporalidad en España es un problema endémico. En 2018 se situó en el 26,8%, muy por encima de la media de la UE, donde se registró un 14,2%. De hecho, aunque la temporalidad se redujo durante la crisis porque los primeros contratos en destruirse fueron los temporales, en el actual periodo de recuperación la creación de empleo, en gran medida, ha vuelto a ser temporal como se puede observar en los últimos datos de contratación.

Más contratos a tiempo parcial

Asimismo, durante el primer semestre del año se firmaron 3.815.700 contratos a tiempo parcial (incluyendo tanto los empleos indefinidos como temporales). En el mismo periodo de 2018, cuando Rajoy tenía la responsabilidad de Gobierno el número de contratos a tiempo parcial firmados fue menor (3.796.800).

Pero no se registran más contratos temporales y a tiempo parcial con Sánchez en el poder porque se firmen sencillamente más contratos que con Rajoy. De hecho, el número de contratos totales creció un 2,7% en el primer semestre de 2018 y sólo avanzó un 1,5% en el primer semestre de 2019, lo que indica que en España se está ralentizando también el número de contratos que se firman.

Lo último en Economía

Últimas noticias