Rehabilitación exprés para hogares vulnerables: soluciones ‘low cost’ para reducir la factura energética

Pobreza energética

Llega el frío y como cada año los hogares se plantean la mejor forma de cubrir sus necesidades energéticas optimizando el coste del suministro. Aunque la mayoría de familias piensan en la mejor manera de reducir el consumo para rebajar la factura de gas y electricidad en muchos casos es mejor plantear pequeñas reformas en las viviendas que permitan a los colectivos más vulnerables mejorar el bienestar térmico, tanto en invierno como en verano.

En esta línea la iniciativa de la Fundación Gas Natural Fenosa destinada a promover soluciones exprés y de bajo coste para rehabilitar hogares vulnerables, siguiendo las pautas de una investigación auspiciada por la entidad social del grupo energético. El estudio ha sido dirigido por Margarita de Luxán, arquitecto y Catedrática Emérita de la Universidad Politécnica de Madrid y resume las principales conclusiones de un análisis realizado en cuatro ciudades españolas: Madrid, Barcelona, Sevilla y La Coruña.

El trabajo expone un total de 77 soluciones de coste reducido –adecuadas a las condiciones climáticas de cada una de las ciudades analizadas– con el objetivo de incrementar la eficiencia energética en hogares de familias en riesgo de exclusión, reduciendo el consumo de energía y, con ello, rebajando la factura al mismo tiempo que se mejoran las condiciones de bienestar.

Las propuestas de reforma están divididas en cinco grandes categorías: paramentos, techos, suelos, carpintería y protecciones solares, indicando el coste de instalación de cada una de ellas, su peso, su eficacia y los lugares donde se comercializa, entre otras características.

Estas soluciones van desde la instalación de toldos, cortinas y persianas, a la colocación de alfombras, pasando por la sustitución de ventanas, el aislamiento térmico en muros y techos o la implantación de carpinterías con rotura del puente térmico.

El objetivo es implementar medidas pasivas de fácil instalación que se puedan realizar desde el interior de la vivienda, y que no sea preciso la solicitud de licencias de obras o de permisos de la comunidad de propietarios.

Rehabilitación exprés para hogares vulnerables: soluciones ‘low cost’ para reducir la factura energética

La directora del estudio, Margarita de Luxán, y su equipo consideran que “se vislumbra la posibilidad de sacar a algunas personas de la vulnerabilidad o pobreza energética mejorando sus condiciones de vida y la habitabilidad de sus viviendas con la aplicación de medidas concretas. Son soluciones de aplicación sencilla cuyos resultados se detectan de manera inmediata desde su instalación”.

De Luxán pone de manifiesto que más de la mitad de los edificios en España son anteriores a la aplicación del Código Técnico de Edificación de 1980, lo que implica que tienen deficiencias en las condiciones de eficiencia energética. “Ante la dificultad de la rehabilitación integral de todos los edificios en un periodo inmediato, vemos en ésta rehabilitación exprés de viviendas una solución apropiada para luchar contra la vulnerabilidad energética a corto y medio plazo”, indica.

Evitar el frío…. y el calor

El estudio muestra cómo la puesta en marcha de estas medidas, que ya se están aplicando en otros países europeos, ayudan a las familias en riesgo de exclusión a mejorar las condiciones de habitabilidad de sus viviendas, llegando a desaparecer las temperaturas más bajas (por debajo de los 10 grados centígrados) y las más altas (por encima de los 30), todo ello sin tener que incrementar el consumo de energía.

Rehabilitación exprés para hogares vulnerables: soluciones ‘low cost’ para reducir la factura energética
Fuente: Fundación Gas Natural. Estudio “Re-habilitación exprés para hogares vulnerables. Soluciones de bajo coste”

En definitiva, se trata de inversiones ágiles, de rápida aplicación y económicas que no son incompatibles con una posterior reforma integral del edificio en el que habitan, que sería la manera más efectiva y eficiente de mejorar la habitabilidad de las viviendas, si bien supondría una inversión mucho más elevada. Las principales medidas, ordenadas por orden de eficacia, son las siguientes:

1- Aislamiento de los muros, inyectado en la cámara de aire o con soluciones de elementos trasdosados por el interior.

2- Aislamiento en techos, en los últimos pisos.

3-Sustitución de vidrios simples por vidrios dobles con lámina de baja emisividad.

4- Sustitución de carpinterías de acero o poco estancas por carpinterías con rotura del puente térmico.

5- Instalación de toldos y persianas por el exterior o elementos de sombra.

6- Colocación de burletes en carpinterías.

Plan de Vulnerabilidad de Gas Natural Fenosa

“Esta iniciativa, que se incluye dentro del Plan de Vulnerabilidad energética del grupo Gas Natural Fenosa, forma parte de las iniciativas sociales que impulsa la

Fundación para mejorar la calidad de vida de las personas en situación de vulnerabilidad energética”, explica el director general de la Fundación Gas Natural Fenosa, Martí Solà.

“Con los resultados del estudio, el siguiente paso será impulsar la firma de convenios de colaboración con administraciones públicas y con propietarios de las viviendas para la participación de todas las partes en la implementación de estas medidas”.

En este sentido, “desde la Fundación Gas Natural Fenosa pensamos que la colaboración entre empresas, administraciones y entidades del tercer sector es clave para encontrar soluciones al problema de la vulnerabilidad a medio y largo plazo”, concluye Martí Solà.

Últimas noticias