La reforma del Buckingham Palace costará a los británicos 370 millones de libras

La reforma del Buckingham Palace costará a los británicos 370 millones de libras
La reina Isabel II y el Duque de Edimburgo en Buckingham Palace (Foto: Getty)

Buckingham Palace se va a someter a una reforma que comenzará en el mes de abril, va a costar a los ciudadanos británicos 396 millones de libras y durará alrededor de 10 años. La reina no saldrá de palacio, pero seguramente no sufrirá demasiado las obras teniendo en cuenta que tiene un total de 775 habitaciones. Los funcionarios alegan que la remodelación es necesaria porque tienen 100 millas de cableado eléctrico que no se cambian desde hace, nada más y nada menos, 60 años.

Las obras regias van a ser financiadas por un aumento temporal de la asignación a la Casa Real Británica, unos gastos que deben ser respaldados por los parlamentarios británicos. Se estima que la llamada Sovereign Grant Act, la cuota anual que se le paga a la corona, se aumentará un 66% por un periodo de 10 años, según The Guardian. Una vez que se concluyan las obras en Buckingham Palace en 2027 esta concesión volverá a bajar hasta el 15%.

El envejecimiento de los cables, las tuberías, el cableado o las calderas van a ser reemplazadas por temor a incendios o inundaciones que puedan dañar el patrimonio, algunos de los elementos de la vivienda real no se han cambiado desde hace más de medio siglo. Es más, Buckingham Palace fue usado por primera vez con la etiqueta de “real” con la reina Victoria de Inglaterra y no se han hecho cambios desde 1952, año en el que la actual soberana, Isabel II, subió al trono.

El desembolso que tendrán que hacer los ciudadanos ingleses no ha estado exento de críticas, sobre todo por grupos contrarios a la Monarquía. Tras los reproches, Tony Johnstone-Burt, jefe de la Casa Real, ha declarado que “se toman muy en serio la responsabilidad que conlleva recibir estos fondos públicos”, pero que “están convencidos de que esta inversión evitará futuras obras más costosas o catastróficas” en próximos años. Johnstone-Burt ha recordado que el grave incendio que sufrió en 1992 el castillo de Windsor tuvo un gran coste para las arcas británicas, una situación que de afectar al Buckingham Palace costaría unos 250 millones de libras cada ala.  

La casa de la familia real es una de las arquitecturas más visitadas por los millones de turistas que cada año visitan Londres, todos quieren observar el cambio de la Guardia Real. “Por eso debemos asegurar nuestros históricos edificios”, ha declarado el jefe del Tesoro, David Gauke, “los visitantes se sienten atraídos por nuestro legado real, cuando nos visitan gastan miles de millones de libras y apoyar a miles de empleos”.

En 2014, el Comité de Cuentas Públicas acusó a través de un informe de “no manejar bien sus finanzas y de no haber sufrido las medidas de austeridad del Gobierno”. Además, defienden que “el palacio debería abrirse más días al público” para aumentar los ingresos y sufragar obras del Crown State, el homólogo a nuestro Patrimonio Nacional. Actualmente Buckingham Palace solamente se abre 78 días al año y entran alrededor de medio millón de visitantes.

¿Cuánto le cuesta la Monarquía a Reino Unido?

Los bienes nacionales (fincas, edificios históricos en todo Reino Unido) que pertenecen al Crown State están valorados en 13.000 millones de euros, lo que supone un ascenso de un 9,7%, según un informe del propio organismo. Esta subida del valor ha tenido un impacto positivo sobre las arcas del Estado, pagaron a la Hacienda británica un total de 366 millones de euros.

Un informe publicado por Sovereign Grant señala que el coste de la Casa Real Británica para los ingleses es de 48 millones de euros. En esta cifra se incluyen los 19 millones de euros para trabajos de mantenimiento en los reales sitios y los algo más de 4 millones que se destina a los gastos de viajes oficiales.

Cada 5 años esta asignación que recibe la Monarquía británica se revisa, este año el ejecutivo de Theresa May y palacio tendrán que establecer un nuevo porcentaje de ingresos.

Lo último en Economía