Banca

PSOE, Podemos, Ciudadanos y Vox reclaman la salida de Medel de Unicaja por su acuerdo con Liberbank

Braulio Medel
Braulio Medel

La precampaña electoral en Andalucía ha conseguido lo nunca visto: poner de acuerdo a PSOE, Podemos, Izquierda Unida (que aquí va por libre), Ciudadanos y hasta Vox en un intento de desbancar a Braulio Medel de la presidencia de la Fundación Unicaja. Y con ello, anular el reparto de poder acordado en la fusión con Liberbank a finales de 2020.

Como informó OKDIARIO, toda esta campaña parte de una serie de directivos de la antigua Unicaja que han visto mermado su poder casi absoluto tras la fusión y con muchos accionistas significativos a los que rendir cuentas (antes sólo tenían que responder a la Fundación Unicaja). Su cabecilla es Isidro Rubiales y el presidente, Manuel Azuaga, aunque no participa activamente, respalda su postura, según fuentes conocedoras de la situación.

Estos directivos pretenden recuperar el poder perdido y cargarse el acuerdo por el que Azuaga mantendrá la presidencia hasta que se jubile en 2023, cuando se nombrará un presidente no ejecutivo. El consejero delegado, Manuel Menéndez (Liberbank), pondrá su cargo a disposición del consejo en esa fecha, pero podrá continuar si obtiene el respaldo suficiente y se hará con todo el poder.

Esto es lo que los directivos citados no aceptan, y por lo que acusan a Medel de «vender» Unicaja a Liberbank. De ahí que hayan lanzado varios torpedos contra el  histórico presidente de Unicaja, al que tachan de «traidor», para intentar menoscabar su imagen y que no renueve como presidente de la Fundación cuando le venza el mandato el próximo año, o que no pueda renovar los actuales cuatro consejeros que tiene el organismo en Unicaja Banco (donde posee el 30,23% del capital).

Dicha renovación se produjo el 28 de diciembre en una votación que cuatro de los 14 patronos (miembros del patronato, el órgano de gobierno de la Fundación) consideran irregular, por lo que han pedido amparo a la ministra de EconomíaNadia Calviño. Este año también deben renovarse dos consejeros independientes y el propio Azuaga.

Los partidos entran en campaña

Ahora, además, los partidos políticos se han sumado a esta campaña de desprestigio porque piensan que defender que la antigua Unicaja mande en el banco fusionado les dará votos en la provincia de Málaga (donde tiene la sede Unicaja), decisiva en los próximos comicios autonómicos.

Así, un exconcejal de Izquierda Unida ha promovido una plataforma llamada «Salvemos Unicaja», a la que se han sumado Podemos, el PSOE de Málaga (el nacional no se ha pronunciado, ya que Medel es socialista de la vieja guardia) y, sorprendentemente, Ciudadanos, que gobierna en la Junta de Andalucía en coalición con el PP. El PSOE incluso ha criticado el ERE en la entidad pese a que ha sido acordado con los sindicatos, incluyendo UGT, y a que se va a cerrar con bajas voluntarias.

Vox no se ha integrado en la plataforma, pero su candidata a las elecciones andaluzas, Macarena Olona, también se ha sumado a la campaña contra Medel en varias declaraciones públicas. Y aunque el PP andaluz se ha desvinculado del asunto, el alcalde popular de Málaga, Francisco de la Torre, también ha pedido que «no se produzca una alianza antinatura de la Fundación Unicaja y Liberbank».

Las dietas y la sentencia de Ausbanc

Los ataques a Medel se producen por dos cuestiones. La primera se refiere a un viejo asunto de unas dietas que cobró presuntamente hace 10 años de empresas participadas por Unicaja (básicamente, Iberdrola) y que la Junta de Andalucía, con competencias entonces sobre las cajas, archivó. Ahora se ha pedido la reapertura de la investigación, pero el consejero de Economía andaluz, Elías Bendodo, se ha limitado a remitir el expediente al Banco de España, que es de quien partió entonces la denuncia de posibles irregularidades.

Como esto no ha tenido los efectos deseados por los instigadores de estas campañas, ahora están recordando la sentencia que condenó al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, donde el juez asegura que Unicaja pactó la retirada de la querella de Manos Limpias contra él en el caso de los ERE del PSOE en Andalucía a cambio de contratación de publicidad por un millón de euros. Ni cuando se investigaron los ERE ni tras la sentencia de Ausbanc la Fiscalía ha visto indicios de delito, por lo que no ha iniciado ninguna investigación.

Los patronos rebeldes -tres afines al PSOE y una al PP- basan sus protestas en que tuvieron pocos días para estudiarlo, a pesar de que algunos de los consejeros que optan a su renovación en representación de la Fundación llevan seis años en el cargo y son de sobra conocidos. Para esta reunión del Patronato no consideran que hubiera urgencia, pero sí para que Calviño conteste  a su petición de amparo antes de que el consejo de Unicaja Banco proponga a la junta de accionistas los nombres de los consejeros. También se quejan de que, si hubieran ido todos los patronos a la reunión, Medel habría perdido la votación.

Lo último en Economía

Últimas noticias