Para definir el futuro del sector

Maroto planta al automóvil y no convoca la mesa de la automoción 85 días después de prometerlo

automoción perte
La ministra de Industria Reyes Maroto.

13 de abril de 2021. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se comprometió en el Senado a convocar la Mesa de la Automoción en las «próximas semanas», que no se reúne desde el pasado mes de noviembre y que está formada por representantes de la industria automovilística española, sindicatos y administraciones para orientar el futuro de automoción tras el impacto de la crisis del coronavirus. 85 días después de este anuncio, no hay ni rastro de la reunión en la agenda de la socialista y, según fuentes cercanas a la situación en conversaciones con este diario, no hay previsiones para el corto plazo.

Una reunión que la propia Maroto calificaba como «importante» y «fundamental» de cara al plan de recuperación e impulso de la automoción para definir proyectos tractores que permitan escalar iniciativas que refuercen la competitividad industrial en la constitución de la Mesa de la Automoción el pasado mes de junio impulsada por el Gobierno de Pedro Sánchez para relanzar el sector en plena caída del mercados por los efectos derivados de la pandemia en la demanda y la confianza de los consumidores.

No obstante, las palabras de la ministras de Industria se han convertido en papel mojado, ya que sólo ha convocado en dos ocasiones y en la que Industria puso un cronómetro de dos minutos por patronal en los que tenían que explicar como había afectado la pandemia al negocio de los fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

Una actitud ha decepcionado al sector en bloque que sigue a la espera que se convoque una tercera Mesa de la Automoción para abordar asuntos como la falta de piezas por el impacto de la crisis de los semiconductores en la producción de vehículos, la neutralización del alza del impuesto de matriculación tan sólo hasta diciembre, la transición ecológica para la electrificación del parque móvil español y la implantación de nuevas líneas de apoyo al sector en pleno desplome de las matriculaciones de vehículos.

Nuevo ‘paripé’ del Gobierno de Sánchez

Unas cuestiones vitales para dibujar el futuro de un sector que aporta el 10% del Producto Interior Bruto (PIB) y que están paralizadas a las espera de que desde el Ejecutivo fijen una fecha en el calendario para definir el futuro de la automoción. Según las citadas fuentes, «la convocatoria de la Mesa de la Automoción no está prevista para el corto plazo, ya que desde el Ministerio de Industria no hemos recibido ninguna llamada para abordar esta cuestión». «Más bien para el largo, descartamos que se produzca antes de agosto», recalcan.

Además, aseguran que «esta herramienta no está dando los frutos que el sector esperaba pese a formar parte de un plan muy ambicioso para hacer frente a los efectos derivados de la crisis del coronavirus a través del Plan de Impulso a toda la Cadena de Valor del Sector de Automoción para desarrollar las inversiones en automoción incluso de carácter europeo». Un plan que se anuncio a bombo y platillo en Moncloa y que tan sólo un año después se stá desinflando.

Lo último en Economía

Últimas noticias