Se ralentiza el crecimiento de los precios de la vivienda en Cataluña hasta el 6%

El ladrillo catalán pierde brillo: frenazo a la inversión y caída a la vista del negocio inmobiliario

sector inmobiliario-ladrillo catalán
El ladrillo catalán pierde brillo: frenazo a la inversión, bajada de precios y caída a la vista del negocio inmobiliario (Foto:iStock)

Ningún sector parece librarse del impacto del conflicto político en Cataluña. El mercado inmobiliario no es una excepción: el sector del ladrillo está mirando con lupa cómo se desenvuelven los acontecimientos en la comunidad mientras los analistas, agencias y portales inmobiliarios así como los asesores e inversores se mantienen en vilo.

La caída en los precios de la vivienda en Cataluña ha tenido un eco importante en el sector por la fuerte recuperación que presentaba la comunidad. El portal inmobiliario de Fotocasa apuntaba una ralentización del mercado tras la bajada de precios del 10,6% al 6,1% en el mes de octubre. “No hablamos de una paralización, pero sí de una ralentización del mercado. Cataluña era uno de los principales motores de recuperación del mercado inmobiliario español, pero ahora podemos decir que sí hemos notado el procés a nivel de precios”, explica Beatriz Toribio, responsable de Estudios de Fotocasa.

La incertidumbre política ha golpeado a casi todas las provincias catalanas, enquistado el mercado. “Las mayores caídas se han producido en zonas sobre todo como Gerona, Tarragona y Lérida, que se estaban moviendo a un ritmo similar a otras regiones del país. En Tarragona solo se ha encarecido un 1,5%, en Gerona se ha desplomado hasta el 0,1% y en Lérida también ha caído al 1,3%, cuando en los anteriores meses se habían registrado incrementos superiores”.

En contraposición está la Ciudad Condal, donde la ralentización no es tan evidente ya que “en algunos distritos de la ciudad había subidas por encima del 20%, como es el caso de Sants. Ha caído ligeramente al 17%”, señala Toribio.

Frenazo en la inversión

Nadie está de manera activa comprando en Barcelona. No hay inversores comprando suelo, oficinas o edificios en la ciudad. Todo el mundo está esperando a ver qué pasa”, aseguran José Luis Ruiz, asesor inmobiliario de Chamberí Asset Management.

“Hay personas y empresas e incluso operaciones que se estaban moviendo en el mercado de Barcelona y que desde que se inició la deriva independentista se han frenado”, comentan las mismas fuentes consultadas. En este sentido, pone de ejemplo a la socimi Hispania, participada por el magnate George Soros, que ha pospuesto el proceso de venta de su cartera de oficinas que emprendió el pasado mes de marzo. “Ha preferido esperar a las elecciones del 21 de diciembre a ver si a partir de entonces, se ponen las cosas un poco más fáciles”, explica.

Se estaba negociando la venta de uno de los solares más cotizados y conocidos de la ciudad, en pleno centro de Barcelona, por parte de un fondo americano y se cayó la negociación. Volvió de nuevo al mercado más barato y aunque es una oportunidad grande, se ha notado este patrón en la inversión”.

Caída del negocio

Neinor Homes prevé que la caída del negocio promotor e inmobilario oscile entre el 15% y el 25%. No vienen buenos tiempos para el sector y también se está notando en las reservas y consultas.

El portal inmobiliario Idealista también apuntaba un aumento del 50% de la oferta de viviendas en venta en la costa tarraconense. «En los municipios de la Costa Dorada, entre ellos Salou, Cambrils, Calafell o L’Hospitalet de l’Infant», explican fuentes de Idealista. «No se percibe este fenómeno en Barcelona ni en Gerona», destaca.

La deriva independentista está frustrando el tirón del mercado inmobiliario. “En el caso del cliente final, del usuario final, del comprador del piso, también la caída ha sido muy muy importante. La gente lo deja para otro momento, las visitas a las casetas de venta han caído muchísimo y las reservas que se estaban haciendo se han paralizado. Esta es la realidad, pero no sabemos cuánto va a suponer la caída. No nos aventuramos a dar cifras”, indican las fuentes del sector.

La situación dependerá de cómo avancen los acontecimientos, indican. «Si el conflicto se enquista… probablemente caerá», sostiene Ruiz.

Eso sí, de momento no está salpicando al mercado inmobiliario del conjunto de España. «En el resto del país no está afectando. El mercado madrileño va viento en popa, el mercado de Alicante y Valencia sigue estando muy fuerte y el de la Costa del Sol también».

«¿Cuándo terminará la situación?»

«La gente nos pregunta que cuándo terminará la situación. Tienen esperanza en que la incertidumbre se termine. Nosotros intentamos tranquilizar a los clientes», mantiene el asesor inmobiliario.

Y es que cuando las inversiones se paralizan, se pierde lo invertido en poner en marcha la operación así como, en otras ocasiones, las reservas. «Pierden expectativa de negocio. Tú estás analizando una operación de compra, inviertes en los recursos y en hacer análisis de operación, contratas personal técnico, gastas miles de euros en hacer una operación. Hay quienes han perdido la reserva también«.

El socio fundador de Meridia Capital, Javier Faus, también señalaba que los inversores se mantienen por la potencialidad de la marca Barcelona: «Somos una ciudad global. Nos están dando tiempo porque estiman la marca Barcelona. Si no fuera por esto ya estaríamos muertos«.

Lo último en Economía

Últimas noticias