Indra

Indra incrementa su contratación, sus ingresos y su Ebitda en 2018

indra
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra (Foto: Archivo / EP)

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra, ha destacado en la Junta de Accionistas celebrada este lunes en Madrid que los resultados de la compañía en 2018 muestran que todas las iniciativas de transformación, inversión, eficiencia y cambio cultural desarrolladas están dando frutos, y ha resaltado la importancia de que Indra haya sido capaz de incrementar contratación, ingresos, EBITDA y EBIT frente al año anterior y hacerlo de una forma estructuralmente más sólida.

“Por tanto, estamos en buenas condiciones para afrontar nuevos retos estratégicos, si hubiera oportunidad” ha indicado durante su intervención en la Junta General de Accionistas celebrada este lunes.

Estos resultados muestran el avance de Indra en la senda de crecimiento de los ingresos, mejora de la rentabilidad y de la estructura de capital y reducción de la deuda. En paralelo, los crecimientos de la contratación y de la cartera, por encima de los propios ingresos, proporcionan mayor visibilidad de su crecimiento en el futuro.

“Son resultados positivos, conseguidos en un contexto de gran presión competitiva, fruto de un camino de transformación y renovación que debe continuar porque el entorno sigue evolucionando, crece en exigencia y nuestra rentabilidad aun es baja”, ha explicado Martorell.

El presidente de Indra ha destacado además que la compañía ha desplegado con éxito en 2018 las iniciativas de Plan Estratégico 2018-2020, que cuenta con cuatro grandes líneas de acción: la implantación de un nuevo modelo organizativo especializado, que ha permitido a Indra ganar agilidad, la evolución del portafolio de productos y la sofisticación de la oferta para mantener el liderazgo tecnológico en la era digital, la transformación en el ámbito comercial, con nuevos procesos y herramientas y la ejecución de planes y acciones de mejora continua de la eficiencia y de la productividad para incrementar de forma significativa y continua los márgenes operativos.

La atención de Indra está ahora centrada en cumplir con los objetivos de 2019, para lo que será necesario seguir incrementando la rentabilidad de todos los negocios, tanto de Minsait como de Transporte y Defensa, consolidar las mejoras y el cambio de rumbo en Transportes, reforzar el crecimiento en los ámbitos de Defensa y Tráfico Aéreo, seguir trabajando en nuestra eficiencia y mejorar la conversión de caja, señaló Abril-Martorell.

El primer trimestre de 2019 estuvo en línea con los objetivos marcados y la compañía espera que el resto del año se comporte también en el mismo sentido.

Oportunidades estratégicas

En este escenario, “Indra está preparada para dar un nuevo impulso y que tenemos a nuestro alcance el poder aprovechar las oportunidades estratégicas que nos ofrece el mercado y el momento tecnológico”, ha afirmado Martorell.

En este sentido, el Presidente de Indra recordó que Indra ha confirmado que está manteniendo conversaciones avanzadas con Rolls-Royce para explorar la posible adquisición de una participación de control en ITP, uno de los líderes mundiales en el sector Aeroespacial y de Defensa.

Esta operación sería transformacional para Indra, en palabras de su Presidente, ya que le daría mayor acceso, escala y capacidades tecnológicas en el ámbito Aeroespacial y Defensa para competir mejor en los mercados internacionales, ganar contratos de mayor entidad y acceso a clientes Tier 1, mejoraría su mix de negocio y proporcionaría mayor visibilidad y estabilidad a su generación de Flujo de Caja por el intrínseco largo ciclo de vida de los programas de ITP, que pueden llegar a los 40 años.

ITP es un activo de alta calidad en un sector muy atractivo, indicó Abril-Martorell, que añadió que existe un alto potencial de creación de valor en ITP que la integración con Indra puede materializar, al tiempo que mostró su confianza en que cuando puedan explicarse con la debida concreción los términos de la posible adquisición se apreciarán los beneficios de la misma en toda su dimensión.

Aun siendo atractiva la oportunidad de esta operación, las perspectivas de Indra son muy positivas por sí mismas, independientemente de la culminación con éxito de ésta. “Somos optimistas respecto a nuestro futuro en cualquiera de los escenarios”, afirmó. Indra ha mejorado estructuralmente su rentabilidad, crece orgánicamente, ha alcanzado un incremento a doble dígito en los segmentos digitales de mayor valor añadido, ha ejecutado y culminado con éxito operaciones corporativas complejas y dispone de una estructura de capital cada vez mejor.

Personas

Abril-Martorell señaló que, para tener éxito, Indra debe ser una compañía que sepa dar respuesta a las necesidades, expectativas y aspiraciones de las personas y que les ofrezca una cultura de empresa atractiva. Y añadió que la mejor forma de que Indra consiga a largo plazo sus objetivos en la era del talento y del conocimiento es ser la mejor plataforma para que sus empleados desarrollen su proyecto vital: ser el mejor entorno profesional en el que crecer, aprender, tener impacto real y desarrollarse integralmente.

En este sentido, Indra ha impulsado una serie de iniciativas que conforman un programa completo de Transformación. La compañía también presta la máxima atención a la diversidad y a la igualdad como una de las principales vías para reforzar su nueva cultura, para lo que lanzó en 2018 un ambicioso Programa de Igualdad y Diversidad de género que le está ayudando a dirigir sus acciones para ser una organización aún más inclusiva.

“Queremos que Indra ofrezca un proyecto ilusionante en un entorno de trabajo constructivo, abierto, flexible y respetuoso con la diversidad”, afirmó.

Lo último en Economía