BBVA es más optimista que el Gobierno: prevé un déficit público del 2,8% del PIB este año y del 2,2% en 2019

BBVA
El responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA, Rafael Doménech (i), el director de BBVA Research, Jorge Sicilia (c), y el jefe para España en BBVA Research, Miguel Cardoso (d). (FOTO: EFE)

BBVA Research prevé que España registre este año un déficit público del 2,8% del PIB, una décima por encima de la previsión del Gobierno e incumpliendo el objetivo vigente (2,2%), y que el año que viene el desfase se reduzca al 2,2% del PIB, cuatro décimas por encima de la estimación del Ejecutivo.

Así se desprende del Observatorio Fiscal del cuarto trimestre publicado este lunes por el servicio de estudios de la entidad, que destaca que la recuperación de los ingresos, fundamentalmente cíclica, está favoreciendo el ajuste del déficit público, pese al tono expansivo y procíclico de la política fiscal de este año.

Este año cree que la desviación tendrá origen en la Administración Central y en la Seguridad Social, en las cuales el incremento de los ingresos (más moderado de lo esperado por el Gobierno a comienzos del año) no compensará el impulso dado al gasto con la aprobación de los PGE 2018.

Por su parte, la ejecución presupuestaria disponible avanza que las comunidades autónomas cerrarán 2018 con un déficit en torno al 0,4% del PIB del objetivo de estabilidad, siempre y cuando mantengan el control del gasto observado durante el primer semestre del año. También espera que las corporaciones locales vuelvan a superar con creces el objetivo de equilibrio, con un superávit semejante al registrado en 2017.

Así, el saldo estructural primario se estaría deteriorando en torno a 0,6 puntos porcentuales del PIB, confirmando el tono expansivo y procíclico de la política fiscal durante 2018.

En ausencia de medidas estructurales, la recuperación de los ingresos estaría siendo "fundamentalmente cíclica", según BBVA Research, que espera que la recaudación de las principales figuras impositivas crezca a final de año, en línea con lo esperado hace un trimestre, mientras que los ingresos por cotizaciones sociales mejorarán, pero más por el impacto de la subida de las bases de cotización que por la recuperación de la afiliación.

Como resultado, eleva la previsión de los ingresos públicos hasta el 38,4% del PIB, dos décimas por encima de lo previsto en el trimestre anterior.

"Dudas"

Para 2019, señala que, mientras que el Gobierno espera un deterioro estructural del déficit en 2018 semejante al presentado en este informe (cinco y seis décimas, respectivamente), para 2019 prevé realizar un ajuste de 0,4 puntos porcentuales como resultado de las medidas presentadas. El plan incluye acciones que, de acuerdo a las estimaciones del Gobierno, incrementarían los ingresos y el gasto por un importe seis y dos décimas del PIB, respectivamente.

En principio, BBVA Research cree que estas políticas permitirían reducir el déficit hasta el objetivo del 1,8% del PIB. Sin embargo, avisa de que persisten "dudas" sobre cuándo se aprobarán las medidas acordadas, la efectividad recaudatoria de algunas de ellas, y el impacto que puedan tener sobre la actividad económica.

Por un lado, existe incertidumbre sobre la capacidad de alcanzar un consenso en el Congreso para aprobar las medidas propuestas por el Gobierno, al tiempo que el ciclo electoral plantea un riesgo al alza sobre el gasto durante el siguiente año, lo que aumentaría la probabilidad de desviación respecto al objetivo de déficit planteado.

Por tanto, en un entorno sin cambios en la política económica, ve "más factible" que el desequilibrio en las cuentas públicas permanezca alrededor del 2,2% del PIB a finales del siguiente año.

Lo último en Economía