Bancos

Banco Santander dispara su beneficio en España un 28% tras la integración completa de Popular

Banco Santander
La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín. (Foto: EFE)

Obtiene 1.458 millones de euros de beneficio en el mercado local de un total de 7.810 en todo el mundo

Banco Santander ha publicado este miércoles sus resultados anuales de 2018, con un beneficio de 7.810 millones de euros que ha aumentado un 18%. El banco presidido por Ana Botín y que tiene a José Antonio Álvarez de consejero delegado ha cerrado en España el primer año completo tras la integración de Banco Popular, que ha tenido unos efectos positivos en su beneficio atribuido, que ha subido hasta 1.458 millones de euros, un 28% más.

"La integración de Popular ha venido acompañada de un crecimiento de los ingresos (+15% interanual). La nueva producción de crédito a pymes aumentó un 17% y un 30% en banca privada. La calidad crediticia también mejoró, con un descenso en la ratio de mora de 13 puntos básicos respecto a diciembre de 2017, hasta el 6,19%", ha dicho la entidad bancaria en su comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Tras haber aportado 300 millones para los costes de integración con Banco Popular en 2017 y otros 280 adicionales en 2018, el banco cántabro ha mejorado sus costes un 5,5% el año pasado en el mercado español, el único donde estaba Popular junto con Portugal, que también ha mejorado un 3%. Esto quiere decir que España es el mercado donde más ha ahorrado costes la entidad, con la ventaja de que además es el segundo por número de empleados tras Brasil, con 32.313 trabajadores en el mercado español a los que se suman otros 14.865 de Santander Consumer Finance.

Según ha dicho el banco en uno de sus documentos a los inversores: "La integración de Banco Popular se está desarrollando según calendario: integración jurídica realizada, equipos de servicios centrales y territoriales unificados y una plataforma tecnológica única a la que se ha comenzado a migrar clientes".

En la presentación de resultados ante inversores, Ana Botín ha recordado que "este año se ha cerrado un ciclo de tres años iniciado en 2015 y que ha tenido una estrategia muy simple y existosa: fidelización y clientes digitales".

Pérdidas inmobiliarias en España: 242 millones

El saneamiento inmobiliario sigue su curso y en España se han perdido 242 millones tras unas provisiones de 4.600 millones. El banco aún posee 3.800 millones de euros en activos inmobiliarios de los cuales 1.200 millones consigue sacarles el beneficio mediante alquileres.

Prácticamente toda la cartera inmobiliaria de Banco Santander en España se encuentra en mora, según sus propios datos con un 97,05% de tasa de morosidad.

En Reino Unido afecta el Brexit

El tercer mercado en importancia para el grupo, que no es otro que el mercado británico donde Ana Botín estuvo muy implicada desde el principio de la compra de Abbeys, afronta problema con un beneficio atribuido un 8% inferior al de 2017 (1.362 millones de euros), afectado por "la presión en los márgenes y las inversiones en proyectos regulatorios y estratégicos".

Por su parte, Brasil se afianza como primer mercado del grupo, donde ya está posicionado desde hace tiempo. En el país sudamericano se han ganado 2.605 millones de euros, lo que su pone un 22% más.

Lo último en Economía