Sacyr

El baile accionarial sigue en Sacyr: Loureda llega al 8,16% días después de la última compra de Moreno

La batalla accionarial en la constructora Sacyr no se ha frenado pese a la salida del Consejo del accionista díscolo, José Moreno Carretero. Tras el último movimiento de Carretero a primeros de enero, ahora ha sido de nuevo el cofundador de la empresa, José Manuel Loureda, quién ha movido ficha y se ha situado de nuevo como el segundo accionista de la constructora, tras Demetrio Carceller.

Sacyr
El logo de la compañía Sacyr.

La destitución de Moreno Carretero como consejero de la entidad en la Junta de Accionistas de junio de 2018 ha calmado las hostilidades dentro de la constructora pero no ha acabado con la batalla. Moreno Carretero ha decidido pisar el freno en la guerra pública contra el presidente de la compañía, Manuel Manrique, pero sigue acumulando títulos.

Su último movimiento fue notificado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el 9 de enero. Según reveló al regulador, Moreno Carretero elevó su participación directa en Sacyr hasta el 8,18% desde el 7,1% anterior.

Este nuevo movimiento convirtió a Moreno Carretero, dueño de la constructora Altec, en el segundo máximo accionista de Sacyr, por detrás de Demetrio Carceller, presidente de la petrolera Disa y de Cervezas Damm y Rodilla, entre otras.

Pero el movimiento de Moreno Carretero ya ha tenido respuesta. Porque el pasado viernes el fundador y ex presidente de Sacyr, José Manuel Loureda, que se posicionó a favor de Carceller y Manrique en la batalla contra Carretero, ha notificado a la CNMV la adquisición de casi un millón de nuevas acciones de la constructora a un precio de 2,07 euros por título.

La adquisición se ha realizado a través de su empresa Prilou SL, que ha aumentado su peso en Sacyr desde el 8% hasta el 8,168%, quedando a las puertas de arrebatarle a Moreno Carretero el honor de ser el segundo accionistas de la constructora.

Denuncia

Mientras el baile accionarial continúa, la batalla de fondo entre Moreno Carretero y el resto de la firma está en ‘stand by’. El accionista díscolo de Sacyr impugnó en un juzgado su cese del pasado junio, algo que ahora tendría "dormido", según ha explicado a este diario. "Aquello lo presenté en su momento pero ahora ya no estoy en el Consejo ni quiero estar", explica.

Por su parte, Sacyr tiene que decidir todavía si ejerce la Acción Social de Responsabilidad contra Moreno Carretero, tal y como se aprobó en la pasada Junta de Accionistas. Esa Acción Social implicaría querellarse contra él por daños contra la sociedad.

Lo último en Economía

Últimas noticias