Los embalses madrileños están al 51% de su capacidad

El año comienza con lluvias pero no se puede bajar la guardia: hay que seguir ahorrando agua

ahorrar agua
El Canal de Isabel II proporciona consejos para hacer un uso eficiente del agua. (Foto: iStock images)

El año ha comenzado con temporales en prácticamente toda España que han provocado lluvias y nevadas, especialmente en el último fin de semana, incrementando las aportaciones de los ríos a los embalses. No obstante, todavía no se puede bajar la guardia y es necesario seguir ahorrando agua en la medida de lo posible. Sirva como ejemplo que en la Comunidad de Madrid los embalses están al 51,16% de su capacidad máxima, una cifra que es doce puntos inferior a la media histórica de los últimos 30 años.

Por ello desde el Canal de Isabel II, tal como establece la línea 1 de su plan estratégico para la garantía del abastecimiento a la población, se ha lanzado una campaña informativa para que los ciudadanos moderen su consumo.

Aunque la situación hidrológica en la Comunidad de Madrid sigue siendo mejor que la de la propia Cuenca del Tajo todavía es pronto para aventurar cómo se comportará el régimen de lluvias este invierno y la próxima primavera, motivo por el que es indispensable incidir en un uso más eficiente de este preciado recurso natural.

agua
Fuente: Canal de Isabel II. (Pinchar en la imagen para ampliar)

Al fin y al cabo, son los pequeños gestos los que consiguen reducir el consumo de los hogares, tales como cerrar el grifo al lavarse los dientes (que implica un ahorro de 12 litros por minuto), usar la lavadora y el lavavajillas a carga completa (que permite ahorrar 30 litros por uso) y ducharse en lugar de bañarse, una acción que es la que más optimiza el uso del agua, con un ahorro de 150 litros diarios.

Otros actos sencillos y sin coste (o con una inversión muy baja) son cerrar levemente la llave de paso de la vivienda para ahorrar una gran cantidad de agua sin perder apenas caudal, instalar economizadores de agua en grifos, duchas e inodoros y emplear cisternas de doble carga. Además, es conveniente llenar moderadamente el lavabo durante el afeitado (en lugar de dejar el grifo abierto) y colocar una papelera en el cuarto de baño para evitar usar el inodoro como cubo de basura.

El mantenimiento del hogar también es importante para realizar un consumo eficiente de agua. Reparar los grifos si se detectan pérdidas o fugas, así como las cisternas, es algo que se debe hacer en cuanto se tenga conocimiento del problema. Y si no hay ninguna avería aparente tampoco hay que confiarse y hay que realizar revisiones periódicas. Todas estas recomendaciones y algunas más se pueden consultar en la web www.sumatealretodelagua.com y en la página de Facebook /elretodelagua.

Agua
Fuente: Canal de Isabel II. (Pinchar en la imagen para ampliar)

Fuera del ámbito estrictamente doméstico también en la citada página web también hay muchas iniciativas que se pueden adoptar para ahorrar el consumo de agua en la comunidad de vecinos y que se deben plantear en las reuniones y juntas anuales.

Y en las empresas se hacen extensibles los consejos destinados a las viviendas y se añaden algunos otros, como instalar sistemas de refrigeración de frío o calor por aire (y si se usa alguno que precise agua, asegúrate de que sean de circuito cerrado) o implantar temporizadores o sistemas de infrarrojos en los grifos de la instalación para optimizar el consumo.

Ahorrar aunque llueva las próximas semanas

El Canal de Isabel II indica que estas recomendaciones se deben seguir aunque en las próximas semanas o meses aumenten las precipitaciones. La falta de lluvias en los últimos tres meses de 2017 respecto a la media histórica ha provocado que las precipitaciones registradas hayan descendido a un 67% del nivel esperado en la Comunidad de Madrid.

La falta de lluvias de la última parte del pasado ejercicio también ha incidido negativamente en la evaporación del agua que se almacena en ellos, que ha sido un 230% más alta que la registrada en diciembre de 2016. En total, se han evaporado de nuestros embalses 2,3 hectómetros cúbicos, esto es, más de dos veces el volumen de agua del estadio Santiago Bernabéu.

Y otro elemento más que debe hacer que mantengamos la alerta y optimicemos el consumo es el dato de las aportaciones de los ríos, que también arroja un balance negativo si se compara con la media histórica. Así, en los tres primeros meses del año hidrológico el agua que ha llegado a los embalses ha sido de 28 hectómetros cúbicos frente a los 174,6 de la media histórica, lo que constituye el segundo peor inicio de año hidrológico en cuanto a aportaciones recibidas de los últimos 28 años.

Agua

Lo último en Economía