Aerolíneas

El exceso de oferta y la guerra de precios penalizan a las aerolíneas en Bolsa

El exceso de oferta y la guerra de precios penalizan a las aerolíneas en Bolsa
Aerolíneas sector turístico

El profit warning de Lufthansa confirma el exceso de oferta y el problema de la guerra de precios en el sector de las aerolíneas. El alza en el precio del petróleo y la debilidad de la demanda lastran a la compañías en las principales plazas europeas.

No es un buen momento para las aerolíneas. A la tensión por la guerra comercial y la inestabilidad generada por el ‘Brexit’ en Reino Unido se suma la crisis del Boeing 737 MAX, la volatilidad en el precio del petróleo y un comportamiento más débil en la demanda por el temor a un recesión económica global. En este contexto, el grupo alemán Lufthansa ha anunciado este lunes un profit warning, aumentando la presión sobre el sector de las aerolíneas.

La compañía ha rebajado sus previsiones anuales y ha señalado a una sobrecapacidad en el mercado y a los elevados costes del combustible como las principales causas. Poco después, la cotización de sus acciones en Bolsa se hundía en el parqué de Berlín por encima de un 10% y arrastraba a otras compañías del sector en su caída. De este modo IAG cae más de un 3% en Bolsa, Ryanair se desploma ya alrededor de un 6% y easyJet pierde alrededor de un 5%.

Iván San Felix, analista especializado en IAG de Renta 4, destaca que "uno de los principales problemas que vemos en el sector es que la capacidad, la oferta de vuelos, ha crecido mucho en los últimos meses y, ante un comportamiento más débil de la demanda de lo esperado, esperamos que las aerolíneas recorten capacidad para defender precios. Habrá que ver si la debilidad de la demanda está más localizada en países como Alemania o Austria o si es más generalizado al resto de Europa. Si es así, entonces creemos que las caídas en Bolsa del sector podrían continuar".

Y es que a todas las tensiones mencionadas anteriormente se suma la dura guerra de precios a la que se enfrentan las compañías. "Las empresas ‘tradicionales’ sufren para competir en precios con las low cost en un contexto de mayores costes, que podría agravarse si la OPEP acuerda extender hasta final de año los recortes de producción. Mientras, las low cost también están teniendo un serio problema de viabilidad de su modelo de negocio al ver cómo aumentan sus costes y  al mismo tiempo las compañías tradicionales rebajan sus precios", ha destacado Aitor Méndez, analista de IG Markets.

Volatilidad en el precio del crudo

El profit warning de la compañía alemana es el segundo en apenas tres meses, y pone de manifiesto la debilidad del sector. Lufthansa es el mayor grupo aéreo de Europa en términos de tamaño y volumen de pasajeros, por lo que su recorte en la previsión de resultados ha encendido todas las alarmas entre los inversores. Ya en el primer trimestre de este año grupos como Norwegian o Thomas Cook presentaron pérdidas récord en sus resultados, y este último incluso anunció la venta de parte de su negocio.

La elevada volatilidad que vive el precio del petróleo supone otra amenaza importante para el futuro de estas aerolíneas que ven como el precio del combustible no hace más que subir. "La semana pasada el precio del petróleo subió cerca de un 3% hasta casi alcanzar los 62 dólares por barril Brent ante un nuevo incremento de tensiones geopolíticas en el Estrecho de Ormuz, con acusaciones de EEUU a Irán por el sabotaje a dos petroleros. La reunión de OPEP del 25 y 26 junio previsiblemente se salde con una extensión de los recortes de oferta de cara a la segunda mitad del año para compensar la debilidad de la demanda", ha puntualizado Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4. 

Y es que, como adelantaba un informe elaborado por la multinacional Citibank en el primer trimestre, las compañías aéreas están abocadas a llevar a cabo fusiones para poder garantizar su supervivencia y obtener una mayor fortaleza en el sector aéreo.

Lo último en Economía