Un mercado sin rojos

Adiós al final de año pacífico

Valores de Bolsa en China
Valores de Bolsa en China

2018 tiene pinta de acabar con todos los activos en terreno negativo

Tras mi artículo de la semana pasada y la tranquilidad de fondo que, aunque con poco convencimiento, quise transmitir de cara a final de año, me temo que una semana más tarde, volvemos a una situación de volatilidad extrema y fuertes caídas de los índices.

Por un lado, la detención de la alta ejecutiva de Huawei Meng Wanzhou en Canadá, ha enfadado sobre manera a China, que ha amenazado a Canadá con consecuencias serias. Fue detenida en ese país bajo la sospecha de fraude relacionado con violaciones de las sanciones de EEUU en Irán. “Esperan que Canadá corrija el error para evitar pagar un precio alto”, citaba el periódico oficial del Partido Comunista Oficial, el People´s Daily. El enfado, sin embargo, debe de intentar neutralizarse, aunque sea oficialmente, ya que podría poner en peligro la frágil tregua comercial entre EEUU y China, alcanzada a final de mes de noviembre en el G-20 y que vence en marzo de 2019, para cuando se debe de conseguir un acuerdo comercial definitivo. En esa dirección, el portavoz del ministerio de comercio chino, el Sr. Gao Feng, confirmaba estar confiado totalmente en alcanzar un acuerdo con los EEUU en los 90 días de tregua que se otorgaron. Curiosamente, por primera vez confirmó que China compraría comida americana, energía y coches, tras el acuerdo.

Por otro lado, la primera ministra británica, Theresa May, ha retrasado el voto parlamentario sobre el Brexit. El retraso no es debido a otra causa, que la absoluta certeza por parte de May de que el acuerdo sobre el Brexit iba a ser rechazado por los legisladores, lo que provocaría un caos absoluto en sus planes para dejar la Unión Europea. La libra ha reaccionado con una caída muy cercana a mínimos históricos respecto al euro, a 1,1054.

Y luego está lo que ronda a los inversores de manera recurrente desde mediados de año, que no es otra cosa que la creencia de que se está llegando al final del ciclo económico actual. Esta posición está en clara contradicción con el hecho de que se constata que los fundamentales económicos de EEUU siguen sólidos, como indican los datos publicados durante el mes de diciembre: el último informe sobre el PIB del Banco de la Reserva Federal de Atlanta ha subido su estimación al 2,8% desde el 2,6%, los datos de consumo siguen muy fuertes y el endeudamiento de las familias continúa cayendo en el cuarto trimestre 2018, según datos publicados el 6 de diciembre por la FED. Pero para los inversores no es suficiente. Puede que estos datos se reafirmen a cierre de año y que todas estas incertidumbres consigan crear buenas oportunidades de inversión con vistas al largo plazo; pero mientras tanto, mi opinión es que debe de predominar la cautela.

Reitero que la posición mejor es la de “ver los toros desde la barrera”, es decir, incrementar la liquidez de las carteras y mantener nuestro nivel de riesgo en el rango inferior de nuestro perfil de riesgo.

Desgraciadamente, el año 2018 tiene pinta de acabar con TODOS los activos en terreno negativo, exceptuando el USD y, con un poco de suerte, sin grandes pérdidas en el mercado de renta variable americano. El año que viene, para los que les gusta hacer borrón y cuenta nueva en enero, no promete tampoco demasiado. En la parte positiva, puede ofrecer una buena oportunidad si tenemos “cash” en el bolsillo y los mercados caen lo suficiente como para que nos permitan comprar renta variable en carteras con visión a largo plazo.

Mientras esperamos todos estos acontecimientos, os recomiendo un viaje a Inglaterra, que ahora sale muy baratito…

Arantza Virós Usandizaga
Neo Inversiones Financieras

Últimas noticias