Empresas

Accionistas de DIA pedirán nulidad de la compra de acciones por falsedad en las cuentas

Accionistas de DIA pedirán nulidad de la compra de acciones por falsedad en las cuentas
Ricardo Currás, ex consejero delegado de Grupo DIA, y Amando Sánchez, ex director corporativo de Grupo DIA

DIA ocultó la pérdida de valor del 20% de la compañía en 2017 y esta situación debería anular la compra de acciones que se hubieran producido después, aseguran los afectados

El pasado viernes Supermercados DIA desnudó sus cuentas y cifró con mucha mayor definición cómo había sido la manipulación contable que ya había anunciado en un profit warning en octubre y que estaba referida a las cuentas de 2017. Es precisamente esta reformulación de las cuentas el argumento jurídico que llevarán a cabo un grupo de accionistas (actualmente suman más de 100) que pleitearán contra la compañía por la vía civil.

Una de las líneas jurídicas que preparan una asociación de accionistas afectados solicitará la nulidad de las adquisiciones de acciones posteriores a que se haya comprobado la manipulación contable. Esto haría que pudiera solicitarse como mínimo después de darse a conocer las cuentas de 2017, que la propia empresa ya ha reconocido que ocultaban una pérdida del 20% del valor neto contable de la compañía. La nulidad de una venta de acciones ha sido determinada en otros casos donde se ha comprobado la manipulación ante el mercado, como por ejemplo en la salida a bolsa de Bankia, que fue anulada por la sala Civil de Tribunal Supremo en enero de 2016 y provocó la devolución de la mayoría de los 3.000 millones de euros que se recaudaron en la OPS de Bankia en 2011.

Los representantes de los afectados indican que estamos ante un posible caso similar donde la manipulación contable ya está probada y por tanto la compra de acciones se realizó sin transparencia y en base a información errónea.

La vía penal es más difícil

A la empresa hoy dirigida por Borja de la Cierva se le van a acumular procesos judiciales de todo tipo. El principal de ellos será la investigación de Fiscalía instada por la propia empresa contra la anterior directiva por delitos contables.

Sin embargo, a pesar de que el proceso penal será largo -otro grupo de accionistas denunciaron a Mijail Fridman ante la CNMV por manipulación contable, tal y como adelantó OKDIARIO que hizo un inversor institucional en octubre-, desde la Plataforma de Afectados de DIA se apuesta por la vía civil, al igual que otros abogados de franquiciados como Eduardo Cueves, pues consideran que tiene más garantías de éxito.

Su portavoz José Martínez lo manifiesta así: "DIA ha reconocido la manipulación de las cuentas en 2017, pero E&Y está estudiando si ha habido manipulación contable anterior. No creo en la vía penal en este caso y mucho menos tratando de inmiscuir a Fridman. Un procedimiento penal nos puede llevar años y dificultar la recuperación del dinero. Hay fondos con sede en Luxemburgo, hay muchos actores… enfangarse en un procedimiento penal  puede ser muy frustrante para los accionsistas que lo que quieren es recueprar su dinero", asegura.

Precisamente en las investigaciones de E&Y ya se están encontrando indicios a través de correos electrónicos de que ha habido intención de ocultar información al auditor, según ha informado ‘Cinco Días’.

"Los delitos penales económicos no son fáciles de aceptar por los jueces en España", dice la asociación que optará por la vía civil

"Los delitos penales económicos son complicados en España. Debería de haber juzgados especializados en delitos ecónomicos porque un juzgado de instrucción no lo hay especializado. Lo mismo te llevan un delito económico que una violación, una pelea en la calle… sería importante que hubiera juzgados especializados en delitos económicos porque hay muchos temas de estafas, alzamiento de bienes y otro tipo de delitos, pero por el momento no los hay", recuerda Martínez. El caso de los franquiciados de DIA no ha sido aceptado por una buena parte de los juzgados de primera instancia ni por las audiencias provinciales.

Lo último en Economía