Abril-Martorell (Indra): «La compra de ITP sería transformacional y mejoraría nuestro ‘mix’ de negocio»

Indra confirmó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que mantiene conversaciones avanzadas con Rolls-Royce para explorar la posible adquisición de una participación de control en ITP.

indra
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra (Foto: EP)

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra, asegura que la compra de la firma española ITP Aero, sería "transformacional" y tendría un impacto estratégico para la compañía. Además, impulsaría su acceso a la industria aeronáutica y de Defensa en España, mejorando su presencia en los mercados internacionales y su ‘mix de negocio’.

"Esta operación sería transformacional para Indra: nos daría mayor acceso, escala y capacidades tecnológicas en el ámbito aeroespacial y defensa para competir mejor en los mercados internacionales, ganar contratos de mayor entidad y acceso a clientes Tier 1, y también mejoraría nuestro mix de negocio al incrementar el peso del sector privado y la diversificación respecto al ciclo inversor de defensa", ha subrayado Abril-Martorell en el transcurso de su intervención ante la Junta General de Accionistas.

La compañía confirmó la semana pasada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que está manteniendo conversaciones avanzadas con Rolls-Royce para explorar la posible adquisición de una participación de control en ITP. Esta adquisición, asegura Abril-Martorell, proporcionaría "mayor visibilidad y estabilidad" a la generación de flujo de caja de Indra por el largo ciclo de vida de los programas de ITP, que pueden llegar a los 40 años.

Creación de valor

Además, según ha resaltado, existe un potencial de creación de valor en ITP que la integración con Indra puede materializar, en primer lugar, expandiendo y reforzando las relaciones de ITP con otros grandes clientes de la industria aparte de Rolls-Royce y abriendo nuevos campos de acción en la industria aeronáutica para las capacidades digitales, de sensorización y de desarrollo de software de Indra, a través de Minsait. A esto se une los ahorros de costes y eficiencias en compras, sistemas, ingeniería o costes corporativos que lograría ITP.

Abril-Martorell ha precisado que aún no se ha adoptado ninguna decisión definitiva al respecto y no se puede saber si las conversaciones con Rolls-Royce acabarán en buen fin y la operación culminará con éxito. "Desafortunadamente, los compromisos de confidencialidad con reguladores y competencia nos impiden explicar a los mercados los parámetros financieros concretos en los que estamos planteando la operación, lo que está generando incertidumbre y el consiguiente impacto en el precio de la acción, pero confiamos en que cuando podamos explicar con el debido detalle los términos de la posible adquisición se apreciarán los beneficios de la misma en toda su dimensión", ha añadido.

Desafíos del futuro

En este sentido, ha destacado que Indra ha mejorado "estructuralmente" la rentabilidad, crece orgánicamente, incluso a doble dígito en los segmentos digitales de mayor valor añadido; ha ejecutado y culminado con éxito operaciones corporativas "complejas", y tiene una estructura de capital "mejor".

"Por todo ello, somos optimistas respecto a nuestro futuro en cualquiera de los escenarios", ha destacado Abril-Martorell, quien ha asegurado que la compañía está "en buenas condiciones" para afrontar nuevos retos estratégicos si hubiera oportunidad.

"Considero que Indra está preparada para dar un nuevo impulso y que tenemos a nuestro alcance el poder aprovechar las oportunidades estratégicas que nos ofrece el mercado y el momento tecnológico", ha manifestado el presidente de Indra.

"Sin duda hay que afrontar todavía importantes desafíos, pero, si seguimos haciendo bien las cosas y mejorando nuestra rentabilidad, tenemos una gran oportunidad de creación de valor en sectores atractivos y de alto crecimiento", ha añadido.

Lo último en Economía

Últimas noticias