El tenista pasa por su peor momento dentro de una temporada de ensueño

¿Qué le pasa a Carlos Alcaraz?

Carlos Alcaraz pasa por un pequeño bache de sensaciones que obliga a resetear de cara al US Open, la próxima gran cita de la temporada

Alcaraz se despide a las primeras de cambio de Montreal

Nadal anuncia su vuelta por sorpresa en el Masters 1000 de Cincinnati

alcaraz

Carlos Alcaraz atraviesa su peor momento de la temporada como parte de un proceso de aprendizaje que no le ha apartado de los mejores tenistas del planeta, pero que sí obliga a realizar una pausa para corregir algunos males que están persiguiendo al tenista. Después de su derrota ante Tommy Paul en segunda ronda del Masters 1000 de Montreal, Carlitos reconoció que le había superado la presión por primera vez en su carrera, pero la explicación del tropiezo y de los vividos en semanas previas van más allá.

««Ahora mismo estoy enfadado. Tomé malas decisiones. Eso me ha frustrado. Estoy enfadado de que no he podido sacar mi tenis en el resto del encuentro», contaba Alcaraz en la rueda de prensa posterior a la derrota con Paul, en su debut en Montreal. Carlos, como la inmensa mayoría de aficionados, esperaban una victoria para seguir avanzando en el cuadro, pero verse como favorito número dos le provocó un bloqueo que acabaría pagando caro. «Ha sido la primera vez que no he podido soportar la presión y no he podido controlarla», reconocía el murciano, visiblemente aceptado por el tropiezo y las sensaciones encontradas.

La presión de verse como candidato a ganar pudo con Carlos, quien hasta el momento había ido más como tapado en los torneos, a la sombra de unos Djokovic o Nadal que acostumbran a dar cobijo mediático, pero que por diferentes motivos no estuvieron presentes en Montreal para la disputa del sexto Masters 1000 de la temporada.

Sin embargo, este puede no ser el único motivo por que el Carlos ha sufrido derrotas inesperadas. Otro reside, indiscutiblemente, en las expectativas lanzadas sobre un tenista que apenas ha cumplido 19 años el pasado mes de mayo y ya tiene en su haber cuatro títulos en 2022, además de la vitola de cuarto jugador en el ranking ATP. Se puede esperar la victoria en cada partido de Alcaraz, pero el proceso de aprendizaje continúa cada semana con un tenista que está preparado para competir con los más grandes, pero posiblemente, aún no para mantenerse cada semana en lo más alto.

Además, la sobrecarga de partidos en las últimas semanas le ha podido pasar factura a Alcaraz, que aun con todo, ha conseguido dos finales en torneos ATP 500 y 250, como parte de una gira de tierra batida post-Wimbledon que los grandes jugadores del circuito no acostumbran a disputar. Casper Ruud también jugó, en su caso en Bastad y Gstaad, con resultados peores que Alcaraz y también un desgaste menor, con hasta nueve partidos en las piernas del español por sólo cinco en la del noruego.

El US Open, gran prueba

Lo que parece claro es que Alcaraz está listo para afrontar la situación y resetear de cara al US Open, en el que defiende los cuartos de final de la temporada pasada. Flushing Meadows trae grandes recuerdos a Carlitos, que explotó en aquel encuentro de tercera ronda ante Tsitsipas y estará, también por primera vez y debido a los puntos, obligado a cuajar un gran resultado en un torneo de Grand Slam.

Lo último en Deportes

Últimas noticias