El PSG es un polvorín: Neymar y Cavani casi llegan a las manos en el vestuario

neymar-cavani-cara-pocos-amigos
Neymar y Cavani con cara de pocos amigos. (Getty Images)

Después de la tormenta siempre viene la calma… o eso dicen. En el caso del pasado sábado cuando Neymar y Cavani se enzarzaron por tirar un penalti en pleno partido, la cosa fue a mayores en el vestuario tal y como ha revelado L’Equipe en portada.

"Le clash" (el choque) titula el diario deportivo por excelencia en Francia, desvelando la secuencia que pudo acabar en más que palabras que ya se dedicaron en el campo. Mientras se cambiaban, el uruguayo le recriminó su actitud cada vez que había un libre directo de por medio, a lo que el brasileño reaccionó de forma airada.

Fue entonces cuando ambos elevaron su tono poniéndose frente a frente a lo que uno de los compatriotas brasileños del exbarcelonista y también capitán del PSG como Thiago Silva tuvo que ponerse en medio, siempre según dicha información.

Cavani fue el primero en salir a la palestra para desmentir una mala relación con su compañero horas antes de que se publicara la historia y en un programa de su país como Gol de Medianoche: "No sé por qué se habla de estas historias". "Son cosas normales en el fútbol. La única verdad es que no tengo ningún problema con él", añadió.

Mientras tanto, Neymar parece que no se lo ha tomado tan bien como su coterráneo. Algunos medios catalanes como Mundo Deportivo llegan a asegurar que hasta habría dejado de seguir a Cavani en Twitter e Instagram tras la citada disputa -si bien es cierto que el sábado evitó una fotografía en éstas que él apareciese.

Los antecedentes retratan a Neymar

Muchas otras fuentes de información han tirado de hemeroteca recordando un capítulo similar que vivió el exbarcelonista en Santos. Hace siete años (septiembre de 2010), el brasileño fue apartado del club por insultar a su entrenador después de que éste no le permitiera lanzar un penalti en un partido.

Ney se entrenó en solitario y tuvo que pagar un tercio de su sueldo mensual además de no jugar los dos siguientes encuentros. Sin embargo, la directiva carioca pensó que Dorival, el entonces técnico, fue demasiado lejos y le despidió antes de ese segundo duelo.

Además su sonada pelea con Semedo en medio del entrenamiento durante la pretemporada del Barcelona en Estados Unidos también colea en la mente de muchos seguidores que si bien es cierto le ven como uno de los mejores jugadores del mundo, su carácter de conflictivo no ayuda.

Últimas noticias