US Open 2018

Una lesión obliga a Ferrer a retirarse ante Nadal en su último partido de Grand Slam

Rafa Nadal dominaba a Ferrer en el marcador por 6-3, 3-4

Nadal
Ferrer y Nadal se saludan en la retirada de David. (AFP)

David Ferrer comenzó su último partido de Grand Slam como él había soñado, en una pista central y con el número uno del mundo, Rafael Nadal, como contrincante. Parecía el mejor homenaje a una leyenda del tenis, pero una lesión puso el punto amargo a la que debía ser y fue una noche histórica, obligándole a abandonar en el segundo set de su estreno en el US Open. Nadal, que dominaba 6-3 y 3-4 –con break en contra en el segundo–, consoló a su amigo en un día en el que, a pesar de su victoria, el ganador no era él.

Con la notoria diferencia de ranking y consiguiente nivel entre ambos a estas alturas, Ferrer decidió plantear un partido valiente y en el que tratara de tú a tú al todopoderoso Nadal. Al fin y al cabo, así lo había hecho siempre y en lo que con casi total seguridad iba a ser su último partido de Grand Slam, no quería romper la fórmula.

Rafa pronto se colocaría con ventaja merced a un break en el tercer juego de encuentro, mostrándose sólido y por encima de las emociones. Su atuendo sin mangas le daba un aura especial que recordaba a días pasados e igual de exitosos, mientras que Ferrer seguía corriendo y pasando bolas endiabladas desde el fondo de la pista. Podíamos estar perfectamente en 2007. Sin embargo, los años pasan y Nadal y continúa aprovechando los momentos como nadie, así que en el noveno juego, el manacorense conquistó su segundo break del choque y con él, la primera manga del partido.

Sin nada que perder, Ferrer se colocó por delante en el marcador con un break logrado en blanco en inicio de la segunda manga. El público nocturno de la Arthur Ashe estaba disfrutando de un partido atípico de primera ronda, hasta que el guerrero de Jávea dijo basta. Una lesión en el sóleo le obligó a minutos de masaje e intento de recuperación por parte del fisio, que le resucitó por un momento para volver a desequilibrar la contienda con otro break –Rafa había recuperado la desventaja–, pero con 4-3 a su favor, David no pudo seguir corriendo y tuvo que poner punto y final a su participación en los Grand Slam con el abrazo de su amigo Rafa y un emotivo homenaje del público, que se puso en pie para ovacionar al español.

Nadal, por su parte, avanza en el cuadro con un sabor agridulce, el de haber dejado por el camino al que ha sido su gran escudero en el tenis español en los últimos años, y se enfrentará en segunda ronda al canadiense Vasek Pospisil, un jugador que no le dará ritmo pero al que debería superar sin demasiados apuros.

Lo último en Deportes

Últimas noticias