Los tres meses que prendieron fuego al Barcelona

Bartomeu: cronología de una dimisión anunciada… con retraso

  • Lydia Romero

«No hay motivos para dimitir», decía Josep María Bartomeu este mismo lunes 26 de octubre. Menos de 24 horas después, el presidente del Fútbol Club Barcelona y toda su Directiva presentaban su dimisión. Así podría resumirse la etapa de Bartomeu y su Junta al frente del Barça: a caballo sobre una contradicción constante. Esta es la cronología de una dimisión (más vale tarde que nunca) anunciada después de dos meses de la mayor crisis institucional que se recuerda en el Barcelona en décadas.

La última jugada de Bartomeu para evitar una dimisión anunciada, obligada y casi higiénica para el Barcelona fue intentar el freno de mano a la moción de censura que le persigue poniéndola en manos de la Generalitat y excusándose con la pandemia… Le salió cruz, porque el Govern le dijo nones habría moción sí o sí. Ese fue el último clavo al ataúd de Bartomeu.

La cronología de su gestión en estos últimos dos meses deja al descubierto el tremendo vaivén institucional, político, económico y deportivo que es a día de hoy el Barcelona por culpa, sobre todo, de sus nefastas directrices. Bartomeu ha dimitido y bien dimitido está.

El ya ex presidente, que aludía este lunes a su valentía y decía que no tenía «miedo ninguno» ante la moción de censura… y menos de un día después Bartomeu presenta su dimisión. Pero, ¿qué ha pasado en los últimos meses para que su dimisión haya sido inevitable?

Agosto

El 14 de agosto de 2020 es una fecha arrancada del calendario culé. Quizá, es el principio del fin de un era. Fue el momento en el que los naipes deportivos terminaron por derrumbarse con la derrota en Champions League ante el Bayern de Múnich, a la postre campeón y meritorio alzador de la Orejona. Gerard Piqué, que ponía a disposición del club su puesto, espetaba tras el partido: «Hemos tocado fondo». Así era. Tres días más tarde (17/08) se anunciaba la destitución de Quique Setién.

Un día después, el 18 de agosto, Eric Abidal dimite como secretario técnico culé, mismo día que Koeman llega a Barcelona y Bartomeu da una polémica rueda de prensa en la que pone el cartel de transferible a media plantilla, incluido Luis Suárez. Pone a Leo Messi como estandarte del proyecto. Un día más tarde (19/08), Koeman es anunciado como nuevo entrenador culé. El día después, se lleva a cabo la primera reunión entre el holandés y Messi.

Otro tormenta en Can Barça tiene lugar el 24 de agosto. Koeman comunica a Luis Suárez que no cuenta con él y que se busca una salida. Bomba sin precedente que, al día siguiente (25/08), genera una hecatombe: Leo Messi, a través del famoso burofax, comunica su intención de irse del club con la carta de libertad. El club le niega la posibilidad. Justo un día después (26/08), otro frente abierto: Jordi Farré entrega en las oficinas del club los documentos que dan inicio a la moción de censura.

La gestión del Caso Messi siguen generando tensión en el Barça, el cual se niega a negociar su salida. El argentino comunica que no asistirá ni a los test PCR ni a las pruebas médicas, así como tampoco acude a la primera sesión de entrenamiento del equipo el 31 de agosto. Un día antes, el 30, LaLiga dio la razón al Barcelona con el contrato de Messi, obligando al argentino a recurrir a vías legales para su marcha.

Septiembre

El 4 de septiembre Leo Messi concede una entrevista para Goal.com en la que confirma que seguirá en el club por no ir a juicio contra el Barça pero deja en evidencia a Josep María Bartomeu del que reconoce que no tiene proyecto y al que ya comunicó con anterioridad su intención de marcharse. El tira y afloja con Luis Suárez persiste durante la pretemporada del equipo.

El 17 de septiembre, la oposición presenta más de 20.000 firmas para el voto de censura y, un par de días más tarde, Bartomeu insiste en que no pretende dimitir pese a ello. En la siguiente semana se cierran las salidas de Nelson Semedo, Arturo Vidal y Luis Suárez. La de éste último rompe el silencio de Leo Messi en redes con una despedida en la que vuelve a atizar al presidente.

Octubre

En los últimos días del mercado de fichaje, el Barça cierra el fichaje de Sergiño Dest, cede a Todibo y regala a Rafinha. No logra cerrar ninguno de los otros fichajes que pretendían: Depay, Eric García o Wijnaldum. El 5 de septiembre, el Barcelona presenta su balance económico con unas pérdidas de casi 100 millones de euros, ascendiendo su deuda neta hasta los 485 millones.

Bartomeu anuncia un nuevo recorta salarial a la totalidad de los trabajadores de la entidad, plantilla incluida, generando un cisma sin precedentes en el vestuario y distancia más aún a los jugadores de la directiva. Días más tarde, el 20 de octubre, se confirman las renovaciones de Piqué, Lenglet, Ter Stegen y De Jong, futbolistas que sí accedieron a negociar su reducción salarial a cambio de una ampliación contractual. El club, el día 22, acepta que se negocie individualmente con los jugadores. El 24 de octubre, el Barça cae en el Clásico ante el Real Madrid.

Lo último en Deportes

Últimas noticias