Euroliga: Herbalife Gran Canaria - Real Madrid

El Madrid despierta a tiempo para ganar en Gran Canaria (67-75)

Real Madrid
0-7
Comentar

El Real Madrid sacó una valiosa y trabajada victoria a domicilio en la decimoséptima jornada de la Euroliga tras imponerse este martes al Herbalife Gran Canaria por 67-75 y después de despertar a tiempo de la ‘trampa’ que le había tendido su rival, que no pudo aguantar el buen trabajo defensivo del primer tiempo.

El luminoso del marcador del Gran Canaria reflejaba unos sorprendentes 27 puntos en el bando visitante tras la primera mitad, una cifra anotadora lejos de la mejor de los madridistas, que supieron reaccionar tras el descanso para recuperar sus guarismos más habituales (48 puntos) y terminar haciendo hincar la rodilla a los locales, con menos energía y ‘arsenal’ en un cuarto final donde se quedó ‘seco’ (11 puntos).

Hasta entonces, el conjunto canario había encontrado la respuesta para frenar al campeón de Europa. Ante el mejor ataque de la competición, apretó muy bien en defensa con intensidad e incomodó en todo momento a los de Pablo Laso, lejos de su frescura ofensiva y metidos en un descomunal carrusel de pérdidas (12, la mitad en los primeros cuatro minutos) que acertó a cerrar a tiempo.

Ante este escenario, los de Víctor García, competitivos siempre en su feudo en el torneo continental, no lo desaprovecharon, aunque les costó abrir brecha hasta el tramo final del segundo cuarto. Tras el 0-5 inicial de los madridistas, un parcial de 8-0 le puso arriba en un marcador que se apretó desde entonces.

El ‘Granca’ firmó un 15-5 global que le puso 15-10 arriba, antes de que apareciese la fuerza de Sergio Llull, que con un triple y ‘2+1’ dio la delantera a los suyos, que rivalizaban con su rival en el poco acierto desde el triple (2/11 contra 4/12).

El Real Madrid no logró la forma de escaparse en el marcador para imponer su baloncesto veloz. Cortadas sus ‘alas’, en estático se atascaba en forma de continuas pérdidas y los locales, de la mano de un inteligente Albert Oliver, se marcharon al descanso con un esperanzador 34-27 después de un 10-3 final de parcial.

El Madrid encuentra su acierto ofensivo

El diez veces campeón de Europa estaba muy lejos de sus habituales guarismos ofensivos, aspecto a mejorar junto a las pérdidas y a cerrar mejor el rebote defensivo. Pero el equipo isleño seguía sin dar concesiones y alcanzaba la decena de ventaja (38-28, min.23), liderado por un entonado Oriol Paulí (9 puntos).

El Gran Canaria no daba tregua y el conjunto madridista no terminaba de carburar ofensivamente, aunque no se desenganchaba de sus opciones y peleaba por seguir cerca de su rival en el marcador. Los locales sufrieron entonces un apagón ofensivo y el campeón, con un triple en carrera de Llull, acechó (51-49, min.29) y prometió ‘batalla’ para los diez minutos finales (56-52).

Salvo el rebote defensivo (12 ofensivos concedidos), los de Pablo Laso habían solucionado parte de sus problemas de la primera mitad, concediendo sólo una pérdida, clave para acercarse a sus más reconocibles cifras anotadoras en el tercer cuarto (25 puntos). Así, al ágil ritmo de Campazzo, un ‘2+1’ de Tavares devolvía tras muchos minutos la ventaja al Real Madrid (60-61, min.36), un partido nuevo con menos fuerzas en ambos lados, sobre todo en el local tras el gran esfuerzo.

Los de Víctor García trataron de mantenerse en pie, pero la gasolina y su menor rotación les mermó en ataque y la variedad y calidad del visitante se empezó a imponer y ocho puntos seguidos, con dos triples incluidos, de Rudy Fernández pusieron un peligroso (63-69, min.38). La losa, aunque pequeña, fue imposible de levantar para el corajudo equipo isleño que se aleja del sueño de los ‘playoffs’. El campeón, por su parte, se pone 14-3 antes de recibir el jueves en un duelo clave al Olympiacos.

Últimas noticias