Alimentos

El secreto de los huevos cocidos y crudos que nunca te han querido contar

Huevos cocidos
Huevo cocido

Los huevos son uno de los alimentos más nutritivos que existen en todo el mundo. Un solo huevo contiene nada más y nada menos que 14 nutrientes esenciales, entre ellos vitamina A, calcio, selenio y proteína. Ayudan al correcto funcionamiento del cerebro, al tiempo que reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y previenen el envejecimiento prematuro. Existen muchas formas de cocinarlos, siendo los huevos cocidos una de las más populares, y saludables.

Uno de los grandes secretos sobre los huevos cocidos que muy pocas personas conocen es que giran. Si los colocamos sobre una superficie plana y los hacemos girar como si fueran una peonza, podemos observar que giran a gran velocidad por una razón muy simple: no hay líquido en su interior, es todo sólido.

Pero, ¿y si los huevos están crudos qué ocurre? Si los colocamos sobre una superficie plana, como por ejemplo una mesa, y los hacemos girar, el movimiento es mucho más lento que el de los huevos cocidos, más bien pesado, porque el interior es líquido.

De esta manera, si dejamos en la nevera un huevo cocido para hacer ensaladas y otras recetas, y por un descuido se nos mezcla con los frescos, sabemos cómo diferenciarlos. ¡Es muy fácil!

Curiosidades de los huevos

Durante muchos años, los huevos tuvieron una mala reputación ya que se decía que aumentaban los niveles de colesterol malo en sangre. Sin embargo, nuevos estudios han demostrado que se puede comer un huevo diario sin ningún riesgo para la salud.

Existe la creencia popular de que los huevos marrones son más caros que los blancos porque son más sanos. Pero se trata de un falso mito. Es cierto que son más caros, pero porque las gallinas que ponen los huevos marrones son de razas más grandes y, por lo tanto, necesitan mayor cantidad de alimento.

Y, por último, queremos explicar cómo funciona el truco del vaso de agua para saber si un huevo está en buen estado sin necesitas de abrirlo.

  • Si el huevo flota en la superficie quiere decir que está malo y, por lo tanto, consumirlo no es seguro. Cuando el huevo flota significa que está podrido.
  • Si el huevo se hunde lentamente en el vaso de agua, está buena, pero debemos consumirlo en un plazo de 48 horas porque está próximo a caducarse.
  • Si el huevo se hunde a toda velocidad tras introducirlo en el vaso de agua, está fresco y su consumo es seguro.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias