Nubes

¿Por qué se ven figuras en las nubes?

figuras nubes
figuras nubes

Todos nos hemos tumbado alguna vez en la playa o en el campo y hemos observado la figuras en las nubes: casas, coches, caballos… Pues bien, sentimos decepcionarte, pero estas figuras en realidad no existen. Entonces, ¿por qué motivo las vemos en el cielo? La explicación es un fenómeno llamado pareidolia que, según explican los expertos, es frecuente en los seres humanos.

Pareidolia: ¿Qué es?

María Ceila Galeano B., docente de psicología de la Universidad de San Buenaventura, ha hablado con ‘El País’ sobre este fenómeno. La pareidolia es un fenómeno psíquico mediante el cual las personas vemos formas familiares ante estímulos difusos como nubes o manchas. Es decir, percibimos un objeto o un animal, donde no lo hay.

Lo que ocurre es que se activan una serie de circuitos cerebrales en el encéfalo, responsables del procesamiento visual y que se activan cuando, por ejemplo vemos nubes que nos recuerdan a algo. Las figuras se procesan de un modo distinto al resto de datos, y en cuestión de centésimas de segundo creemos ver imágenes donde no las hay.

Este fenómeno puede darse en todo el mundo, pero muy especialmente en personas que son sugestionables. Claro que esto no significa que las conexiones cerebrales no funcionen correctamente. Es simplemente que el cerebro tiende a encontrar formas conocidas incluso donde no las hay.

En el año 2014 se publicó un estudio realizado por científicos de China y Canadá que reveló que era algo perfectamente normal «ver a Jesús en la tostada». A partir de la más mínima sugestión de que ahí hay una cara, el cerebro ve una cara. Esto es algo que pasa no solo con siluetas o manchas, sino también con todo tipo de objetos. Los autores de la investigación aseguran que «es más fácil que el cerebro vea algo cuando espera verlo».

Curiosidades de las nubes

Ahora que sabemos que realmente las nubes no forman figuras, merece la pena conocer algunas curiosidades sobre ellas.

Al atardecer las nubes toman un color rojizo o anaranjado debido a la absorción de de luz azul en la capa de la atmósfera que los rayos solares tienen que atravesar.

Los esquimales utilizan las nubes para saber dónde hay agua durante el deshielo. Cuando las nubes están sobre el agua en luz de sobre el hielo adquieren una coloración verdosa muy ligera por el reflejo del agua.

Y, por último, cabe señalar que los cumulonimbos de tormenta pueden tener hasta 10 kilómetros de ancho y 10 kilómetros de largo.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias