Alimentación

¿Por qué nos enfadamos cuando tenemos hambre?

tener hambre
Enfadarse al tener hambre es muy habitual, y tiene un por qué

Parece ser que todos nos enfadamos cuando tenemos hambre, y eso tiene una explicación

Es muy habitual que al tener hambre te llegue el mal humor, especialmente si pasan las horas y estás demasiado ocupado como para poder comer. Es un hecho que está demostrado y que tiene explicación, así que no te agobies mucho si te pasa, ¡es normal!

Psicólogos expertos han llevado a cabo varios ensayos para determinar qué motivos llevan a una persona a enfadarse cuando tiene hambre. Por supuesto, pasa más a unos que otros, pero sin duda suele afectar mucho al humor.

¿Por qué enfadarse al tener hambre?

El cuerpo suele ponerse en marcha para alimentarse cuando siente que tiene hambre, y lo hace en primer lugar recurriendo a las reservas energéticas que tenemos, el glucógeno. Esto hace que nuestro nivel de glucosa en sangre pueda descender, lo cual provoca mal humor y el típico enfado al tener hambre.

Este estado suelen padecerlo especialmente los niños, ya que tienen reservas menores y necesitan comer más y en periodos de tiempo más cortos. Además, no son capaces de entender que tienen que esperar para comer, y eso les desespera.

Pero no solo el nivel de glucosa en sangre puede afectar, lo hace también la serotonina. En niveles bajos, esta hormona es uno de los principales causantes del enfado y el mal humor. Es la hormona que se encarga de controlar los diferentes estados por los que podemos pasar, como ansiedad, apetito, ira, excitación, angustia, sueño, etc…

Es muy importante que tengas en cuenta que el ayuno prolongado hace que el nivel de glucosa en sangre comience a descender. En muchos casos puede ir acompañado de malestar y mareos, no solamente de mal humor e irritación. Este típico bajón de azúcar lo puedes resolver tomando alguna bebida o alimento dulce.

Procura no llevar nunca a tu cuerpo al extremo de que le dé un bajón por no comer, haz siempre todas las comidas del día para que tu estado sea siempre saludable. Lleva siempre contigo algo dulce para recurrir en cualquier momento en el que tengas hambre y no puedas comer.

Lo último en Curiosidades