Coca-Cola

La diferencia entre Coca-Cola, Light, Zero y Zero Zero

Los distintos tipos de Coca-Cola difieren en su fórmula para poder ofrecer así distintas bebidas de cola pero sin la necesidad de tomar azúcares o incluso, cafeína.

La fórmula de la Coca Cola no se desveló gracias a Pepsi

La diferencia de sabor entre Coca-Cola y Pepsi

Datos curiosos sobre la Coca-Cola que te sorprenderán

El plan de Coca-Cola hacia la recuperación del consumo

Coca-Cola
En qué se diferencian los distintos tipos de Coca-Cola

La diferencia entre Coca-Cola, Light, Zero y Zero Zero. ¿En qué se distinguen todos estos tipos de Coca-Cola? ¿Tienen todos la misma fórmula de la Coca-Cola? ¿Su diferencia es solo en base a calorías o a azúcares? Lo resolvemos a continuación.

Diferencia entre los tipos de Coca-Cola

La diferencia entre los distintos tipos de Coca-Cola está ahí y la puedes sentir y los conocedores, así como los paladares más finos, podrán reconocerla. Detrás de estos refrescos de cola creados para brindar una bebida cuya base parece ser la misma, hay diferentes historias pero también diferentes ingredientes , como puedes ver con solo leer las etiquetas.

Hace poco ya vimos en qué se diferenciaban la Coca-Cola Light, de la Coca-Cola Zero y de la Zero Zero, pero si a nuestras dudas le sumamos la Coca-Cola Original, puede que no sepamos realmente si es mejor beber la bebida como se creó o elegir alguna de sus opciones más «ligeras», teniendo en cuenta precisamente sus ingredientes, es decir, los edulcorantes y otros compuestos que se usan para conseguir prácticamente el mismo sabor, pero con la mitad de calorías o sin que hayan azúcares.

Por ello hablando de cada bebida en concreto, podremos averiguar de una vez por todas, a qué se refiere cada tipo de Coca-Cola y en qué difiere la una de la otra.

Coca-Cola: la bebida original

La Coca-Cola nació en 1886 cuando John S. Pemberton comenzó a fabricar la bebida original en su compañía química. Originalmente contenía cocaína y formas de cafeína y la bebida se comercializaba como un «tónico» para las dolencias. El jarabe de Pemberton fue llevado a una farmacia local donde lo agregaron al agua con gas. Según el sitio web de Coca-Cola , a Frank M. Robinson, socio comercial de Pemberton, se le ocurrió el nombre Coca-Cola y el diseño que todos conocemos hoy en día, logrando que la nueva bebida cuya fórmula sigue siendo «secreta» se acabara expandiendo por todo el mundo.

A pesar de ese secretismo existe en la fórmula original de la Coca-Cola, basta con coger una botella de esta bebida para comprobar que los  ingredientes comunes de una cola normal son: azúcar, agua carbonatada, cafeína, sabores naturales y ácido fosfórico y sus calorías  se establecen en unas 140 por unos 335 ml o lo que es lo mismo, una lata.

Una bebida bastante calórica a la que se le suma el elevado nivel de azúcares ya que en una sola lata tiene 37 gramos o lo que equivaldría a unas siete cucharadas de una cuchara de café.

Coca Cola Light: la versión «sin» calorías»

A pesar del éxito de Coca-Cola durante década, en la década de los 80 todo cambia con la introducción de Diet Coke o lo que es lo mismo: Coca-Cola Light. Una nueva Coca-Cola nacida de la necesidad de poder tener una alternativa sin calorías y sin azúcar al tradicional refresco.

Pero ¿en qué consiste realmente la Coca-Cola Light y en qué difiere a la Coca-Cola de toda la vida? La versión «light» puede » presumir» de tener 0 calorías o en concreto, 0, 2 calorías por cada 100 ml, de modo que en una lata nos encontraríamos unas 0,7 ml.

En cuanto a los azúcares, también se eliminan de su composición aunque se utilizan edulcorantes. Obtenidos por síntesis química, estos aditivos tienen un poder edulcorante mucho mayor que el azúcar. Por tanto, pequeñas cantidades son suficientes para darle a la bebida su característico sabor.

Si cogemos la etiqueta de una Coca-Cola Light veremos como los ingredientes: agua, dióxido de carbono, colorante E 150d, acidulante ácido fosfórico, edulcorantes aspartamo y acesulfamo K, aromas naturales (incluida la cafeína), regulador de acidez y citrato trisódico .

De este modo, son en concreto el aspartamo y el acesulfamo K los que confieren a la bebida su dulzor característico, gracias sobre todo al poder edulcorante 200 veces superior al del azúcar.

Gracias a la invención de la Coca-Cola Light, parece que Coca-Cola logró cumplir con la necesidad del mercado de tomar una bebida con menos calorías y menos azúcar. Entonces, ¿por qué se creó Coca Cola Zero?

Coca Cola Zero: la bebida para todos

Coca Cola Light nació como hemos dicho, en los años 80, pero en concreto, fue creada y dirigida hacia el público femenino, por lo que los hombres nunca han estado en sintonía con esta versión, y seguían eligiendo la original.

Pero los tiempos cambian y ante una industria de consumo que intenta ser cada vez más responsable con lo que ofrece, Coca-Cola decidió lanzar a comienzos de la década de los 2.000 una nueva versión que fuera más saludable y atrajera tanto a hombres como mujeres que desean cuidar su consumo de azúcares.

Así nació Coca Cola Zero, con un nuevo packaging y un concepto «zero» que parece funcionar gracias al ciclamato de sodio , un edulcorante capaz de darle a la bebida su sabor característico pero sin que tengamos que consumir ni calorías y tampoco azúcares.

Los ingredientes de Coca Cola Zero son: Agua, dióxido de carbono, colorante E 150d, edulcorantes ciclamato de sodio, acesulfamo K y aspartamo, acidulante de ácido fosfórico, aromas naturales (incluida la cafeína), regulador de acidez, citrato trisódico. Justo los mismos que la Coca-Cola Light, entonces ¿en qué difieren?  Pues principalmente en el orden de edulcorantes lo que hace alusión a las cantidades utilizadas que aunque posiblemente no exista una amplia diferencia.

La distinción entre ambas bebidas estará en lo dicho: el «packaging» y esa idea de llegar a todo el mundo y no solo al target femenino.

Coca Cola Zero Zero: adiós a la cafeína

Por último está la Coca-Cola más reciente de todas. La Coca-Cola Zero Zero que también podemos encontrar como Coca-Cola Zero Cafeína y que fue lanzada hace algo más de una década siendo la diferencia más marcada con respecto a la Coca-Cola original.

Así, nos encontramos ante una Coca-Cola que tiene la misma lista de ingredientes que la Zero, pero quitando la cafeína. De este modo, nos encontramos ante la bebida que en teoría es la más «ligera» de cuantas ofrece Coca-Cola ya que no solo no tiene calorías (0,7 calorías por lata), ni azúcares (edulcorantes), sino que tampoco lleva cafeína a pesar de que el sabor sí que difiere bastante con respecto a la original o incluso a las otras dos versiones sin calorías.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias